El ecologismo light

El ecologismo light

Raúl Prada Alcoreza

El ecologismo light.pdf

La ecología forma parte de las teorías de la complejidad; primero, en su versión de teoría de sistemas, incluyendo la teoría autopoiética de sistemas; después, en la versión de la teoría del caos; para terminar de conformarse como parte de las teorías de la complejidad. Podemos decir que la ecología, saber, ciencia plural, interpretación y composición barroca multidisciplinaria, forma parte de la episteme compleja, en curso en la actualidad. Como en toda apropiación de las teorías por parte de los discursos de opinión, incluso de los discursos “ideológicos”, fragmentos descontextuados de la ecología se incorporan a la compulsa “ideológica” y de las fuerzas en colisión. Lo que podríamos llamar politización de estos fragmentos de la ecología pasa por vincular, acríticamente, como si hubiera un continuo epistemológico, medio ambiente y ecología. Las descripciones ambientalistas corresponden a la geografía, quizás todavía en su versión anterior a la geografía dinámica cuantitativa, que lejos de reducir la geografía, la ciencia del espacio, a la estadística, en su restricción aritmética,  mas bien, concibe el espacio como producto de las fuerzas en circulación y en concurrencia.

Entonces se ha dado lugar a un ecologismo light, que mantiene el supuesto de la continuidad epistemológica entre geografía descriptiva y esta versión restringida de la ecología. Algunos intelectuales “modernos”, que por modernidad entienden  el fin de la historia, la realización plena del Estado liberar, convertido en paradigma racional, por cierto instrumental, se consideran “ecologistas”, esgrimiendo argumentos dignos de este ecologismo light. Por ejemplo, se sienten más que satisfechos cuando les tiran en cara a los nacionalistas revolucionarios y  a los socialistas del realismo que son destructores del medio ambiente, al estar encandilados por el desarrollismo y la revolución industrial. De paso los acusan de estar atrapados en el mito de la soberanía de los recursos naturales. Si bien podemos compartir las alusiones de la destrucción de los ecosistemas y el fetichismo de desarrollo; sin embargo, estos intelectuales “críticos” se cuidan mucho de hacer la criticar al capitalismo, que tiene que ver precisamente con la mecánica de las fuerzas que convierten a la naturaleza, a sus recursos, en objetos de extracción, de explotación, como parte del proceso productivo. Se refieren al capitalismo indirectamente, como modelo democrático, ciertamente reducido a la democracia formal institucionalizada, mediadora de la representación y la delegación. Se refieren al capitalismo como modelo racional administrativo, comercial, financiero y productivo, sin olvidarse de remarcar las bondades de la inversión de capital del sistema financiero internacional y de las empresas trasnacionales.

Si bien acusan a los nacionalistas revolucionarios, a los socialistas del realismo,  incluso a los indianista, de  idealizar modelos utópicos, claro, en distintas versiones y concepciones, derivadas de su posicionamiento político, los intelectuales “críticos”, que defienden la modernidad, entendida como Estado liberal,  también, solapadamente, idealizan el capitalismo, otorgándole la característica de sistema racional. Se puede ver que todos ellos, nacionalistas, socialistas, indigrnistas y, los que se creen “modernos” y racionalistas, comparten estructuras de pensamiento análogas, más que diferenciarse. Pertenecen a la episteme o las epistemes de la modernidad, universalista, homogeneizante, abstracta y con pretensiones de verdad general. Pelean entre ellas desde sus fundamentalismos, en un caso, racionales, los socialistas y estos “modernistas”, en otro caso, dramáticos, como los nacionalistas revolucionarios e indigenistas, aunque con sus versiones respectivas y cosmovisiones distintas; los nacionalistas atrapados en el fetichismo estatal, en el mito del Estado-nación, los indigenistas atrapados en las utopías del pasado, que se pueden esquematizar, utopías del buen salvaje. Otra vez Rousseau.

Se explica entonces que todas estas “ideologías” vean con malos ojos a los despliegues de las teorías de la complejidad, tanto en sus formas discursivas y teóricas como en sus versiones activistas radicales. No encuentran otra palabra para estigmatizar el nuevo enemigo que el de acusarlos de posmodernos; esta estigmatización, además de mostrar la falta de ingenio, imaginación y desconocimiento de estas teorías, las de la complejidad, muestra patentemente sus conservadurismo recalcitrantes.  Están lejos de criticar sus paradigmas universalistas anacrónicos, relativos a las pretensiones de verdad abstracta de la modernidad; se colocan en la defensa del racionalismo, el referente supremo, de la ciencia, disciplinaria, especialista, o, en su caso, de la filosofía moderna, considerada matriz de las ciencias, en un caso, o interpretante de los logros de las ciencias, en otro caso. Esta defensa es la defensa de sus certezas modernas, que nos son otra cosa que las certezas de las dominaciones polimorfas, machistas, raciales, burguesas, pues detrás de estas pretensiones se afinca el prejuicio racial de la dominación del hombre blanco, símbolo de la civilización moderna.

Los intelectuales “modernos” se sienten realizados con su “crítica”, que no es otra cosa que diatriba o, en mejor de los casos, juicio de opinión político, creyendo que han puesto  en la mesa los temas más importantes de la coyuntura y la contemporaneidad, cuando lo que hacen,  lo mismo que las otras “ideologías”, es colocar como centro de referencia de la verdad una de las versiones del racionalismo instrumental del capitalismo tardío y especulativo, que es la condición del capitalismo en la contemporaneidad.

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/el-ecologismo-light/
Crea tu propia web gratis: http://www.webnode.es

Anuncios

Un pensamiento en “El ecologismo light”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s