La treta

La treta

Sobre mentiras no se construye nada, salvo el deshecho o el atajo insólito del desvío hacia la nada, que es una nada ética, es decir, una falta absoluta de ética; la indiferencia absoluta a todo, a todo lo que exige valores, incluso ideas, ideales. Lo único que vale, si se puede hablar de valor, en este caso, valor en sentido de valorización en general, por más mínimo que sea, es el aprovechamiento de la oportunidad para beneficiarse, empleando los medios más desaprensivos; el chantaje, la coerción, la corrosión, la corrupción. Incluso, cuando la situación exige el empleo de la violencia física, en su más elevados tono, entonces el empleo del terror, terror de Estado, parecido al terror de las mafias, de los carteles, que lo emplean para causar pánico y dominar o prologar su dominación y control, más allá de toda previsibilidad.
¿Por qué se mata cuando no es necesario hacerlo? Cuando incluso es mejor tener vivos a los capturados, sobre todo para averiguar sobre todo lo que no se sabe, incluso sobre detalles de la conspiración. O se mata para acallar lo que se sabe, o se mata porque son un peligro, incluso si supieran cosas que no se sabe.  Lo más difícil de creer, pero, ocurre, se mata porque se tiene sed de venganza, sed de sangre. También se mata porque las cosas han llegado tan lejos que no hay de otra sino asesinar.
No son por cierto actos ponderables estos, mucho menos heroicos, ni muestras de valentía. Todo lo contrario. Cuando se llega a esto, a tomar estas decisiones, ya sea por una u otra razón, es porque hay un vacío demasiado grande, que nada puede llenarlo. Se intenta entonces por la ilusión de llenar no el vacío, sino la representación del vacío, usando el recurso de la comedia; de donde resulta que se llena el vacío con comedias, por lo tanto, vacío con vacío. Este triste drama es el que se quiere hacer pasar por acciones ponderables, incluso por grandes estrategias, cuando no hay ninguna, sino una falta total de ellas.   
¿Qué sentido tiene asesinar cuando se tiene ganada la batalla? Cuando el enemigo se encuentra indemne, expuesto, derrotado. ¿Es una demostración de fuerzas, un mensaje, una amenaza, necesarias? ¿Quién requiere estas demostraciones? Alguien que no está convencido de sus propias fuerzas, de su propia legitimidad, de su propia acción.
Este, el del desborde de violencia, más allá de lo previsible, es un tema recurrente en la política y en la guerra. Muestra una descompensación profunda en las subjetividades involucradas. Por ejemplo, el más patente, la recurrencia a la tortura; otro ejemplo, afectar a todo el entorno del enemigo, aunque no tenga nada que ver o no mucho que ver. Ciertamente el ejemplo más asombroso es el asesinato de enemigos derrotados, pero, que quedaron vivos. 

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/la-treta/
Crea tu propia web gratis: http://www.webnode.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s