Más allá de la política

Más allá de la política

 

Raúl Prada Alcoreza

 

Más allá de la política.pdf

 

 

 

 

La coyuntura que vivimos, a la que habría que analizarla desde la simultaneidad dinámica del tejido del espacio-tiempo, exige trastrocamientos profundos en nuestras formas de comprender, conocer e interpretar aquello que llamábamos realidad, que es sinónimo de complejidad, en la modernidad. Por lo tanto, también exige, obviamente, desplazamientos y rupturas epistemológicas. El horizonte problemático abierto, seguramente por los desplazamientos mismos de la experiencia humana, requiere, hasta exige, estas transformaciones, para poder abordar con la mirada móvil, desde la perspectiva de la complejidad, el acontecimiento de la existencia y el acontecimiento de la vida, la complejidad integral y dinámica misma de la problemática presente. Quizás hasta requiera de la mirada más acá y más allá de la mirada humana[1], volver a tomar consciencia, por así decirlo, metafóricamente, para ilustrar, de nuestras íntimas vinculaciones con los ciclos vitales de la biodiversidad y del universo, en sus distintas escalas.

 

En este sentido, como escribimos antes[2], retomando un enunciado de Jacques Derrida, expresado en Políticas de la amistad[3], es menester ir más allá de la política, de los horizontes esquemáticos del dualismo epistemológico, en el que se encuentra el esquematismo político, en sentido restringido, de la diferenciación del amigo y enemigo[4]. Valga la redundancia, se trataría, en el contexto de la economía política generalizada[5], de la economía política de la política. Este esquematismo ya se ha metido en un callejón sin salida; lo único que tiene adelante es estrellarse contra el muro. Si queremos salir de este callejón sin salida, si queremos evitar estrellarnos contra el muro, es menester salir de la episteme moderna, conformada por los esquematismos dualistas de la racionalidad abstracta, la razón fantasma[6].  Es menester decir ¡Oh amigos no hay ningún amigo!, también, simultáneamente, ¡Oh enemigos no hay ningún enemigo! Más allá de la política es eso; ir más allá del esquematismo político del amigo/enemigo.

 

Parece que, para decirlo narrativamente, usando las representaciones literarias, acostumbradas en la modernidad, hasta ahora, mejor dicho hasta hace un tiempo, este modo de vivir, en la heterogeneidad moderna, ha empujado a las sociedades humanas hasta los mismos límites de lo que puede dar esta episteme moderna. Insistir quedarse detrás del umbral, es como querer quedarse ahí, en la realización corta de una parte de la potencia humana. Para poder desplazarse, ampliando los horizontes de esta potencia, es menester otra fenomenología de la percepción social. Es menester dejar en el museo los paradigmas, las teorías, de la episteme moderna. Es necesario también dejar la política, en sentido restringido, que se constituye en la definición del amigo/enemigo. Esa política no solo restringe la potencia social, sino que ya lleva al desastre a las sociedades humanas.

 

Parece que los humanos tenemos la posibilidad, si es que no decimos debemos, de tener y asumir otras tareas, lejos de las pequeñas y miserables tareas de competir, de lograr dominar, de enfrentarse y guerrear, en el sentido de las máquinas de guerra de los estados. Las tareas asumidas por los humanos pueden contemplar el asombro de universo o los universos, en sus distintas escalas, desde el big-bang hasta otro big-bang. No vamos a poder asumir estas tareas, que son dignas del ser humano, si continuamos con los absurdos generados por la razón abstracta, por el esquematismo dual, que inhiben la potencia social. Es absurdo, por ejemplo, seguir con esas distinciones simbólicas de países, estados, gobiernos, estrategias geopolíticas. Cuando, por el contrario, se debería aprovechar el conocimiento acumulado, la capacidad tecnológica acumulada, la experiencia social acumulada, las memorias sociales acumuladas, para trabajar, por así decirlo, de manera mancomunada, en auscultar en el universo, en sus distintas escalas, para comunicarnos con los distintos ciclos del universo, los plurales seres, en distintas escalas, buscando, no solo insertarnos de manera integral a estos ciclos, sino aportar en los mismos, en lo que respecta a la creatividad de la existencia y de los universos.

 

Ya, a estas alturas, desde hace un tiempo, es una escalofriante pérdida de tiempo, insistir en ilusiones de dominio, como si estos otorgaran algún sentido a la existencia y al universo. Eso es como una ortopedia de la potencia humana, restringirla a una reproducción simple de la cotidianidad enervada en la “ideología” y los fetichismos inexplicables conformados institucionalmente. Es un absurdo laberintico seguir insistiendo en la contabilidad cuantitativa, abstracta y metafísica, que llamamos capitalismo, creyendo, insosteniblemente, que la riqueza es la acumulación estadística, que no hace otra cosa que crear la ilusión del fetichismo del capital, sostenido en el fetichismo monetario, sostenido, a su vez, en el fetichismo de la mercancía. Esta es pura “ideología”. Es absurdo creer que eso da felicidad; cuando lo único que muestra es la pobreza imaginaria de una sociedad mutilada. Ninguno de estos recorridos vale la pena; ante la oportunidad de liberar la potencia humana, la potencia social, de integrarse a los ciclos del universo y de la vida, ante la oportunidad de comprender la integralidad de los tejidos del espacio-tiempo; todo por lo que han peleado las sociedades humanas en la modernidad no vale la pena. Es una lamentable pérdida de tiempo.

 

¿Quiénes pueden detener esta marcha a la nada de las sociedades humanas? Son las mismas sociedades, los mismos pueblos. Las mallas institucionales de los Estado-nación, del orden mundial, del llamado sistema-cultura-mundo-capitalista, al capturar a parte de la potencia social, a parte de las fuerzas de las sociedades, al concentrar esta captura, induce a las sociedades al absurdo de su propia destrucción. Son los pueblos los que pueden deconstruir, desmantelar, destruir estas mallas de captura, que aprisionan, son las sociedades alterativas las que pueden, haciendo gala de su potencia creativa, constituir e instituir otras asociaciones, otras composiciones, otras combinaciones, otros tejidos institucionales, mas bien, dúctiles, plásticos, cambiantes, usados como instrumentos, al servicio de la potencia social, la potencia humana, la potencia de la vida.

 

¿Por qué los pueblos no lo hacen, por lo menos, desde hace un tiempo, cuando se constató, la marcha al abismo?  ¿Falta de voluntad? ¿Falta de deseo de vivir? ¿Demasiado atrapados en los fetichismos de las mallas institucionales estatalistas? Estas preguntas pueden ser respondidas recurriendo a variadas interpretaciones; pero, lo que importa es, sean las que sean las interpretaciones y las respuestas, tomar la decisión de no seguir el recorrido al abismo.  De detener esta marcha suicida; en cambio, de retomar la capacidad creativa de inventar rumbos vitales, alegres, que aprecien la maravilla de los ciclos vitales de la existencia y la biodiversidad.

 

 

 

 

 

 

 


[1] Ver de Raúl Prada Alcoreza Más acá y más allá de la mirada humana. Dinámicas moleculares; La Paz 2013-15. http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/mas-aca-y-mas-alla-de-la-mirada-humana/.

[2] Ver de Raúl Prada Alcoreza Acontecimiento político. Dinámicas moleculares; La Paz 2013-15. http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/acontecimiento-politico-/.

[3] Jacques Derrida Políticas de la amistad. Trotta; Madrid 1998. https://arditiesp.files.wordpress.com/2012/10/derrida_politicas_amistad_19981.pdf.

[4] Ver de Raúl Prada Alcoreza Episteme compleja. Dinámicas moleculares; La Paz 2013-15. También en: https://pradaraul.wordpress.com/2015/02/13/episteme-compleja/. Así como revisar Singo y movimiento. http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/signo-movimiento/.

[5] Ver de Raúl Prada Alcoreza Crítica de la economía política generalizada. Dinámicas moleculares; La Paz 2013-15. http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/critica-de-la-economia-politica-generalizada/.

[6] Ver Ver de Raúl Prada Alcoreza Crítica de la razón fantasma. https://pradaraul.wordpress.com/2015/05/12/critica-de-la-razon-fantasma/.

 

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/mas-alla-de-la-politica/
Crea tu propia web gratis: http://www.webnode.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s