Nuestros jóvenes rebeldes

Nuestros jóvenes rebeldes

 

Sebastiano Monada

 

 

Nuestros jóvenes.pdf

 

 

Los verdaderos poemas son incendios. La poesía se propaga por todas partes, iluminando sus consumaciones con estremecimientos de placer o de agonía.

Vicente Huidobro: Altazor

 

 

 

 

 

 

 

Las luces de la explosión inaugural navegan por sus ojos brillantes

Inventando paraísos como paisajes de plásticas sensaciones

Transparentes como medusas voladoras alimentándose de suspiros

Y de sonrisas de flores

Latidos del corazón transportando deseos de fugas

Desbordes torrenciales lluvias de emociones

Avanzando como en danzas de parejas abrazadas

Impulso irradiante de rebeliones carnales

Subversiones gramáticas convocando a los sueños

Haciendo de semillas que se plantan en los surcos de la piel

Donde crecen ciudades escuchando el latido del sol y los planetas

Ciudades donde se baila en rondas serpenteantes de alegorías

Contando sus recuerdos de países disueltos

 

 

Encanto adolescente del sol y de la luna

Convirtiendo sus rayos en árboles frutales

Que huelen como trenes cargados de ilusiones

Ternuras de compactas confraternizaciones

Inventora de formas de artesanal alfarería

Convocatorias melódicas a abolir las máquinas del miedo

Sustituirlas por sinfónicas ecologías de emociones

Como locomotoras atravesando cordilleras soñadoras

 

 

La juventud cobija multitud de pasiones

Desbordando las calles y la plazas

Como rebalse de versos y poemas

Levantando los brazos para abrazar las ánimos

Como quien cosecha amistades aguardadas

 

 

Es como el fragor del verano despertando sensual

La desnudez sincera del habla

Cuando dice su horizontal afecto

Mientras el gobierno aborrece de bandadas de aves

Migrantes y cantoras inventando poemas en el aire

Buscando desviar su ruta musical

Con represas de viento

Que producen en vez de energía eléctrica

Corrientes de amenazas que apagan las luces

De notas seductoras

Sustituyéndolas por leyes

 

 

Tempranas rebeliones de las fibras y las venas

Como marchas proletarias saliendo de las fábricas

O movilizaciones de mineros emergiendo de los socavones

Explosiones de rosas de acuarela acuosa

O pinceles que pintan curvas risueñas

 

Voces guerreras interpelando las costumbres obedientes

De los despachos, de los cuarteles, de las escuelas

Concierto de truenos en tormentas de deseos

O estallidos de cables cruzándose como enredaderas

Arronjados gestos rompiendo las columnas policiales

Amores convertidos en columnas guerrilleras

O bloqueos de estudiantes en las avenidas

Interrumpidas en sus circulaciones comerciales

 

 

Tus rebeliones inventan horizontes nómadas

Constructoras de esferas conmocionadas por su retorno

Eterno como capricho reflexivo de viejo sabio

Intentando sacar de su órbita al planeta agonizante

 

 

Nuestra juventud rebelde

Heredera del arte hacedor

Es la esperanza de las ramas danzantes de los árboles

De los sueños proletarios y de los pueblos

De las mujeres que contienen otros mundos

En sus flujos sanguíneos y las curvas de sus pensamientos

Buscando en el libre juego de las cuerdas

Composiciones que sorprenden al universo

 

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/nuestros-jovenes-rebeldes/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s