La pregunta náufraga

La pregunta náufraga

 

Sebastiano Monada

 

 

La pregunta naufraga.pdf

 

 

 

Un milagro que ilumine el fondo de nuestros mares íntimos

Como el barco que se hunde sin apagar sus luces

Liberado de este trágico silencio entonces

En mi propia tempestad

Desafiaré al vacío

Sacudiré la nada con blasfemias y gritos

Hasta que caiga un rayo de castigo ansiado

Trayendo a mis tinieblas el clima del paraíso

Vicente Huidobro: Altazor

 

 

Antes preguntábamos ¿cuál es el sentido de todo?

Como cuando indagamos por primordial origen

O pasión de radical comienzo creando de raíz

Desde átomos hasta peregrinas constelaciones

Desde sueños hasta parábolas del cáliz

Otorgando al que lo encuentra juventud eterna

Desborde primero, convirtiendo afecto en tonada arcana

Cambiando estrofas y metáforas cuando suena

 

Ahora, ¿qué debemos preguntar?

Cuando sabemos no hay sentido en lugar alguno

Como no hay esencia ni sustancia ni entelequia

Como si fuesen formas oriundas y no son sino ideas

Estas invenciones de la razón fantasma

Salvo para ojos humanos mirando en cuerpo entero

Integrado en composición armónica

De sensaciones, imaginaciones y razones

Como entrelazado nicho ecológico de abrazos promiscuos

¿Debemos preguntar por juego de necesidad y azar?

¿Debemos preguntar acaso?

 

¿Cómo funciona todo? Parece ser la pregunta

¿Cómo acontece? ¿Cómo deviene?

Intuir concomitancias entre cuerdas cardinales

Siendo ya partículas infinitesimales

Como sonidos dispersos preparando instrumentos

Afinando cuerdas, todavía sueltos y dispersos

Para luego enlazar sinfonía creadora

Y cuerpos sensibles acariciando con borde de plasma los entornos

 

La pregunta náufraga

No es si es verdad o falso lo visto por piel habituada

Lo interpretado por códigos sin historia, arje de signos

Sino cómo sucede lo que parece acontecer como mundo

Cómo funciona todo para ocurra esta certeza

De sensaciones inscritas en memoria carnal

Para sentir lo que siento, para imaginar lo que imagino,

Para pensar lo que pienso

Como producto de explosión de inaugurales artistas afectos

Como si el mundo se inventara por sudor y vaho del cuerpo

Y percepciones se improvisaran por caprichos del mundo inquieto

 

Es este vínculo barroco, multiplicidad de lo completo

Como memoria inscrita en partículas y cuerdas vibrantes

Tocando conciertos cuyas notas conforman energía

Materia oscura y materia luminosa

Clave de nuestra presencia y desaparición en mutante cosmos

Somos ese acabado cambiante y renovado

Como metamorfosis colosal de eterna naturaleza

Comprimida en individualidad del instante fugaz

 

Ese consumado mutante no es ni la suma de mónadas

Ni su integración superior consolidada y satisfecha

Estos microcosmos son lo mismo que nosotros somos

En pluralidad inmediata de cuanto es posible

Como si todos los caminos se abrieran de repente

Rosas cósmicas o constelaciones danzantes

Diseminadas en tejidos espacio-temporales

Como awayos intérpretes del devenir constante

En distintas dimensiones complementadas como piezas de arte

O como matrioskas albergando infinitas series

De muñecas desveladas por recuerdo de amantes perdidos

Desde las infinitesimales hasta mega-molares

Composiciones estelares

 

Como nosotros cada mónada del universo también lo es

Impulso irradiante de emocionada inaugural explosión

Como gemidos o llantos de recién nacidos

Notas de melodías navegantes bamboleadas por olas deseantes

Resumen de caos y cosmos en cuerpos únicos

No repetidos, marcados por sus singularidades indivisas

 

Impulso vital

Diseminado en pluriverso formando parte de infinita diversidad

De bullentes innumerables formas aleatorias

Como ondas de estrellas disueltas buscando renacer de nuevo

No somos distintos, ni superiores, ni inferiores, sino somos lo mismo

Pues venimos del mismo sueño de cuerdas emergiendo de nada

En toda abundancia de distinciones incontables

 

Somos integridad ceñida en cada individuo único

Como punto virtual entrañando información de holograma

Somos diseminación de cada uno en totalidad múltiple combinada

Cuando nos extrañamos

Proliferantes explosiones cálidas vibrando heterogéneas

Cuando retornamos

Incertidumbre excavada del universo nuestro

Porque está hecho de nosotros como polvo disuelto

Porque estamos hechos de sus torbellinos inmensos

Juntando ceniza y fuego para formar cuerpos desvelados

De heterogéneas manifestaciones mutantes

Somos el acontecimiento

 

También sabemos no hay totalidad

Tampoco hay principio ni fin

Como si se pudiera abarcar expansión sin límites del cosmos

Y la contracción sin límites también del firmamento ignoto

El universo no es espacio conmensurable

Sino contextura de cuerdas, de ondas, de vibraciones migrantes

Como ritmos melódicos abriendo honduras sensibles

Como nidos apacibles donde acurrucar quimeras extenuadas

Exigencia a sentir variaciones de intensidades musicales

Compositoras de curvaturas y hondonadas sinfónicas

De ensimismamientos inventando oscuridad profunda

 

Si fuese totalidad como abarcada extensión de galaxias

Bañándose en océano de oscuridad insondable

Tendría límites y confines, contornos y fronteras

Como tienen cartografías dibujadas por el hombre

Respecto de inimaginable nada

Tanto de ausencia anterior a lo infinitesimal semejante

Como de carencia posterior al universo mismo

 

El todo opuesto a la nada revela paradoja

Como contrastes complementarios de existencia y vida

Todo y nada son como espacio-tiempo tejidos

Tegumento existencial curvado por densidad de nada

 

No hay límites ni confines ni fronteras

Como si cosmos respondiera a aritméticas humanas

Hay devenires múltiples inventando de cabo a rabo

A cada instante paradoja furtiva

No hay diferencia entre lo más pequeño y más grande

Salvo para la sistemática mirada humana

No hay tiempo ni espacio

No hay todo ni nada

Hay entretejidos de múltiples dimensiones y colores

De plurales espesores y densidades

Como variedad de escalas acopladas

Transformándose de modos simultáneos

Cambiando condiciones de posibilidad a cada pulsación cósmica

 

Considerando en frío e imparcialmente

Como dice Cesar Vallejo

No es posible explicar nuestros dramas sociales

Y nuestros extravíos políticos

Nuestras pretensiones culturales y civilizatorias

Sin tomar en cuenta esta dinámica mutante del caos-cosmos

Salvo para estrecha mirada pretensiosa del homo academicus

 

Comprender o intuir funcionamiento de complejidad astronómica

Es encontrar rutas para salir del atolladero

Del laberinto donde quedan atrapadas sociedades humanas

Homo symbolicus  

Creyente de guerras mitológicas

De verdades reveladas o de verdades descubiertas por ciencias

Creyente de destino inscrito en cosmos o genoma

Cuando no es más que programa entre millones de engramas

Como esquemas de vida inscritos en memorias dinámicas

Parten de misma matriz probando variedad de combinaciones raudas

También mutan y se transforman como gusanos en mariposas

O agua en árboles y ramas en pájaros

 

 

Todos estos esquemas vitales no son destinos inscritos

Sino invenciones proliferantes y vaporosas

De estética creadora maravillosa

Son mutantes memorias guardando huellas hendidas

En sangre y huesos ateridos

De elásticos recorridos lúdicos

Comprensión de incontenible ímpetu de tocante potencia

 

Es vano querer imponer dominio absoluto

Como deseo delirante de déspota en montaña de cadáveres

En el país, en la región, en el mundo

En los ojos de súbitos convertidos en miradas sumisas

Es vano querer imponer verdad ideológica

Atribuir revelación religiosa

Mucho más vano querer acallar las angustias con pasajeras riquezas

O con ejercicios de violencias amenazantes o aterradoras

Es vano creer o hacer creer inherente aventajado atributo

O vertical esfuerzo de jerarquía heredada

Es vano matar, castigar, discriminar, explotar

Como amos del mundo sin notar delirio mórbido de propósito

Grito desesperado precipitado en abismo

Despreciando manifestaciones y formas de vida

 

Todo esto no es más que miedo encubierto en soberbia

Derrota anunciada en mortificada prepotencia

No es más que renuncia al placer de vivir

Cayendo en decadencia miserable, dramas cotidianos

Cayendo en mitos sacerdotales ungiendo paranoicos monarcas

Creyéndose reyes por derecho consuetudinario llevado en venas

Incurriendo en fábulas burocráticas invistiendo engreídas autoridades

Patéticos representantes considerándose ungidos por cualidad propia

O destino anunciado por profetas inventados

Cuando no son más que truncadas y ateridas aptitudes

Inhibidas en perfiles humanos inconclusos

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/la-pregunta-naufraga/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s