Los dos abismos

Los dos abismos

 

Sebastiano Monada

 

 

Los dos abismos

 

 

 

¿Acaso hay dos abismos?

Como opuestos irreconciliables

Uno donde caen los actos heroicos

Otro donde caen los actos medrosos

Aunque intrépidos, pero, turbados por el miedo

Un abismo donde se sepultan sueños románticos

Otro abismo donde se sepultan angustias atormentadas

 

No sabemos

Sería condena para desbordes extenuados

Confirmación para punto medio aristotélico

No se parecen actos heroicos a actos inescrupulosos

Pero sus desbordes trazan analogías contradictorias

Como si odios terminaran excitando amores

 

Ocurre como cuando Dios y Demonio sin parecerse

De ninguna manera, ni forma, ni contenido, ni expresión

Se tocan en mirada frenética e intensa de convicciones cultivadas

Eternamente enfrentadas en guerra santa

Los enemigos cósmicos se acarician en propia consecuencia

Diametralmente contrapuestas como fuego y agua

 

¿Tendrán razón las instituciones consolidadas?

Que dicen cuando simulan abatido saber estático

¿El sentido común arraigado?

Que dice cuando recuerda acumulado saber popular

¿La sabiduría de puntos medios tolerantes?

Que dicen como ecuación abstracta saber teórico

Los extremos no pueden realizarse

Salvo como premura instantánea y suicida

 

No sabemos

Tampoco se puede esperar a confirmarlo

Como se esperan resultados de investigaciones

Controladas por métodos y datos congelados

Contando con variables seleccionadas

Pues ráfagas vitales se dan como relámpagos

No esperan a conclusiones meditadas

De monjes budistas aislados en el Himalaya

Como si se pudiera esperar a reflexión

U oraciones en cantos de nirvana

Labrando pacientemente experiencias

Como muralista de revoluciones mestizas

 

Gotas de agua horadando piedra

En siglos numerados en almanaques de abuelas

Donde santos y vírgenes disputan con ciclos agrarios

Pues es lo único tenido mano

Como piedra convertida en herramienta

Ese momento móvil y mutante

Que nunca es el mismo sino la repetición constante

Como retorno acostumbrado a lo mismo

Que lo hace por eso diferente

Lo mejor ante dilema semejante

Es vivir eternamente el instante

 

Si caes a un abismo u a otra antípoda sin fondo

Habrás dejado huellas de ilusión dibujada en caída

En los dominios de mediaciones consagradas

Para remover seguridades y certezas

Como sacuden las ondas de los sismos

Las cortezas sólidas de superficies vulnerables

Que ocasionan lerdos desplazamientos imperceptibles

Acumulándose escrupulosamente ocasionando transformaciones

Como filigrana de minuciosa artesanía

Que repentinamente muestra su acabado

Destapando el cuadro, la escultura o el tejido a la vista

Marchando seguros como pasos tímidos

Avanzando en niebla con precaución incierta

 

Demonios y ángeles combaten cósmicamente

En guerra mitológica de explosión inicial emergida

Como primera rebelión de ángeles celosos

El Bien y el Mal luchan denodadamente hasta deshacerse

Permanecer sin aliento y el cuerpo enteramente magullado

Quedando tan atrozmente heridos

Que solo les queda la muerte para compartir abrazados

Sin odio ni amor, sino melancolía incomprensible

No se dan cuenta están entrabados en guerra suicidada

Pues no hay ni Bien ni Mal

Ángeles y demonios son equivalentes

Como lo son la noche y el día

En la esfera planetaria rotando placentera

En danza seductora girando en su eje musical

En viaje sin retorno de composiciones infinitesimales

De partículas apasionadas por compulsivas sinfonías versátiles

 

No se trata descartar puntos medios tolerantes

Sabiduría de cautela y de espera

Pues sirve en viaje intrépido a lo desconocido

Así como tampoco consagrarlos como verdad o acierto

Pues no hay inmóviles ejes en movimiento del espacio-tiempo

Sino contrastando rivalidades por extremos postulados

Con jugadas por puntos medios conjeturados

Que prefieren aguardar verificación de hechos

Cuando ya el acontecimiento dejó atrás estos recuentos

 

Los puntos medios tolerantes esperan pacientes respuestas

Que no las encuentran en ninguna parte

La vida no es laboratorio de experimentaciones

Para confirmar hipótesis abstractas como huecos de fósiles

Inscritos en grietas de resignadas rocas

Sino constante creatividad estética de cuerdas

Liberando notas como ondas enamoradas

De viajes vibrantes como canciones clamorosas

 

Creen con talante prudencia lograr estabilidad esperada

Como premio a disciplinada constancia

Cuando lo que hacen es anclarse en seguridad granjeada

Como hogar conocido en memoria aterida

Al momento del ciclo estrecho del minuto presente

Como recita el poeta gitano fusilado

Una aciaga noche por cobardes fusiles fascistas

Seguridad ilusoria ésta tabla de salvación encontrada

En dilema agitado de las olas del mar atormentado

En naufragio catastrófico en universo de la nada

 

Nadie tiene respuesta

En vano espera confirmación concluyente

Como si fuese posible veredicto de juez absoluto

Cuando el humano lanza sus redes pescadoras

Inventando tramas como trenzados guardando secretos

En alegorías de colores figurando leyendas olvidadas

Bastidores, textiles y composiciones como símbolos

Hendidos en tierras sembradas de rumores candentes

Para atrapar finamente misterios ignorados

En concavidad sensible de bóveda pensativa

Como mirada de amauta navegando en profundidades

Iluminadas apenas por rutilantes voces doradas

Interpretando, a su modo, sentido imposible de la vida

Creando nuevas complexiones tangibles diseminadas

En elástica holgura abierta del vacío

 

¿Dos abismos acaso nos atraen como simétricos agujeros negros?

¿No es acaso lo mismo dos hundimientos en la nada?

¿No da lo mismo desaparecer con diferentes actuaciones trágicas?

¿No sabemos acaso?

 

Lo importante no es desaparecer, hundirse en la nada

Sino dejar huellas estallando como rosas astrales

Sumergiéndose, como pisadas de aves instantáneas

Desafiantes ante caos y orden complementando perfiles

Divagantes como cuentos nocturnos y rurales

Huellas desapareciendo, olvidadas en viaje interminable

De galaxias nómadas y de agujeros negros

Queriendo resolver dilema en las formas distintas

Que sus interpretaciones reclaman

 

No hay dos abismos insondables como sepultura

Esperando en la distancia la caída del cuerpo

La existencia y la vida del universo no es camino a la tumba

Como condena inscrita en fatal destino

Esa es angustia religiosa de patriarcas desconsolados

La existencia y la vida son devenir constante

Creación inagotable musical o pictórica

Inspiración poética o melodía danzante

Juegos de prolíficas estéticas y de alborotadas alegrías

No hay ni Demonio ni Dios

Tampoco ángeles caídos y ángeles alados

Mucho menos malos y buenos, Bien y Mal enemigos

En interminable sagrada guerra a muerte

 

Hay eterna invención de formas inacabables

De contenidos diferenciados

De expresiones sugerentes y singulares

Del inagotable afecto explosionando en poemas convocativos

Y seductores en sublimes pronunciaciones acuáticas

En letras asombrosamente prodigiosas

Sentidos inmanentes emergiendo del acontecimiento

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s