Convocatoria de las cuerdas

Convocatoria de las cuerdas

 

Sebastiano Monada

 

 

Convocatoria de las cuerdas

 

 

 

guitarra-41

 

 

Cuerdas rasgadas por delicados dedos

Rocío matinal humedeciendo hojas

De ramas tumultuosas atravesadas por vientos

Cuerdas de guitarra templadas por emociones

Punteadas y acorde manual resbalando en mástil de nave

Navegante en olas palpitantes de corazones románticos

 

Jugando con trastes como si fuera rayuela

Divina comedia salida de la Tierra

Pasa el purgatorio para llegar al paraíso

Donde juegan intrépidas niñas escolares

Saltando como palomas albas en cuadrados dibujados

Con tiza blanca como nieve guarecida en cumbres de la cordillera

Como si la acera fuera pizarrón de enseñanzas lúdicas

Niñas melodiosas sorprendiendo al firmamento angustiado

Niñas traviesas como mariposas primaverales

En sus andares, ritmos de pentagrama filarmónico

Colocando composición musical de digitales

Combinando distintas posiciones táctiles presionando puntuales

Meñiques e índices inspirados por canción ondulante

 

La tonada se levanta desde caja resonante

De laboriosa guitarra criolla deslumbrante

Viajando sonora en atmósfera de casa enclaustrada

Despertando en cuerpos escuchantes

Recuerdos ateridos en olvidos insondables

Emocionando a memoria sensible alagada y acariciada por ondas

Moviendo olas invisibles en el aire

Recuperando pasiones omitidas por siglos consagrados

A la disciplinada producción de mercancías desechables

 

Vibrando acústica en espesores sensibles

Corporeidades afectivas y vacilantes

Se eleva canción y se hunde en profundas memorias de la carne

Buscando a partículas infinitesimales soñadoras

Deseando retornar al silencio sin espacio ni tiempo

A la nada continente de todo desapareciendo absoluta

Materia inventada por cuerdas oscilantes

Ahuecada por dentro como concavidad vacía

Donde se dan movimientos orbitales o fugaces

 

Enlazando trenzas espectrales formando escudos electrónicos

Y magnéticos como tejidos inexpugnables

Como dureza fingida ante energías nómadas

Las trovadoras cuerdas buscan animadas

Retomar amor perdido en socavones extraviados

Haciendo del preciado momento instante presente

Convergencia de abandonos y remembranzas enmohecidas

 

Rasgando cuerdas convocando a pasiones incontrolables

Desbordando paredes mudas y cautelosas

Como espera de monarca y su ejército en la montaña

Hábitos recurrentes en cotidianidad reiterada

Como repaso nemotécnico inscribiendo costumbre manifiesta

En horas laboriosas del día

Ondas promueven subversiones sensibles

Como insinuaciones eróticas y enamoradas

Y sublevaciones sensuales, voluptuosas

Como auroras curvadas en iniciaciones rituales

Corporales viajeras de agónica alegría

Gozando sensualidad desbocada

 

La canción sale de casa y se eleva al cielo

Viajando aventurera depositando notas en ciudades

Liberando potencia en multitudes urbanas

Descansando en campos verdeados por plantas domesticadas

Y bosques resistentes a vorágine vertiginosa de mercados

Valorando siembras y cosechas campesinas

Enardeciendo a jóvenes heterodoxos e iconoclastas

Corajudos se lanzan a combatir defendiendo la vida

Contra corporaciones desalmadas protagonistas dominantes

Extractoras de sentimientos minerales

Y productoras transgénicas de venenos

Imposible tarea causante masiva de víctimas

Seres vitales amenazados por depredaciones despiadadas

 

Se encuentra la canción con paisajes desolados

Al tocar tierras yermas que se transforman

Haciendo resurgir floras medicinales

Y frondosos árboles cobijo de aves

 

Se encuentra la canción con entristecidos personajes

Llorando lágrimas enunciando nostalgias y melancolías ancestrales

Al tocarlos se convierten en humanos coloreados

Por optimismos desatados embriagando climas

Emborrachados en festividad convocante

Rebosando proliferantes creaciones artísticas

Erigiendo sociedades liberadas a su paso

 

Se encuentra la canción con monstruosas instituciones congeladas

Permaneciendo inmóviles afincadas al suelo palpitante

Al tocarlas se derrumban como castillos en el aire

Emergiendo de esta ausencia comunidades solidarias

 

Canción convocante melodiosa como memoria afectiva

Recordando amor explosivo inaugurando inicio de todo

Promoviendo caos donde edifica armonías danzantes

Mientras notas crean diversas materias oscuras y luminosas

 

Canción acariciante preparándonos para el combate

Al revelarnos sentido inmanente oculto en pluralidad acontecida

Como enjambre envolvente de frecuencias vibrantes

Sentido inmanente encontrado en composiciones ardientes

Inventando átomos y moléculas imperceptibles

Convertidos en constelaciones estelares

 

Por eso estoy extasiado por fragancia sonora sinfonía rebelde

Rompiendo reglas ateridas en ánimos sumisos

Quebrando silencio insondable

Con vibraciones de cuerdas populares

Elevándose como raudas águilas cazadoras

De despotismos anacrónicos y desvencijados

 

Se encuentra la canción con rebeliones desatadas

Fluyendo exuberantes rompiendo diques levantados

Para detener espontanea alegría de ciclos vitales

Canción libertaria despertando potencia inhibida en organismos

Inquietos y agitados como corrientes de peces plateados

Marcados por inscripciones autoritarias raptoras de fuerzas creadoras

Por trágicas instituciones seniles aposentadas en inercia

Mecánica agotada en crepitante circulo vicioso

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s