Cruzando la cordillera

Cruzando la cordillera

 

Sebastiano Monada

 

 

Cruzando la cordillera

 

 

 

 

 

No olvidaré las cumbres nevadas relegando su nacimiento enardecido

Ni la planicie nocturna alumbrada por ternura selenita

Acariciando rostros quemados por el frío

La fogata de tolas desprendiendo sensibilidades de invierno

Tampoco la compañía del grupo nómada

Dos jóvenes quechuas y un mestizo

Otro como yo, barroco, artefacto de arcilla

Cocida al calor dramático apasionado de fantasmas

 

Recuerdo la macurca persistente en músculos adoloridos

Exigidos en la aventura del viaje a la frontera

Sudor de tiempo resbalando por superficies sorprendidas

Memoria joven abriéndose a inscripción deshabitada

Sequedad granulosa de voz reflexiva

Como recitación antigua de versos escritos en piedra

Acallada por pasos de escultores vientos

 

No olvidaré tampoco sus inmensas trenzas negras

Tejido de achachilas y de pétreos deseos no cumplidos

Su traje negro resguardando su cuerpo como coraza

Defendiendo inocencia de ataque intrépido de los sueños

Se quedó sola en la soledad inmensa de la puna

Habitada apenas por perfil orgulloso de las llamas

Y la lucha tenaz de los arbustos de tola

 

No olvidaré la luz esparcida del rebaño perdido como huida

De constelaciones precipitándose hacia la nada

Acompañadas por canción de cuna cantada por luna desnuda

Haciéndome recuerdo a tus pómulos sobresalientes

Y luminosos debido a residencia estelar en huesos de la cara

No olvidare tus senos bebidos por recién nacidos

Ocultos a la vista de forasteros curiosos

 

No olvidaré la miel saboreada por lengua gustativa

De valles tibios y esmerados

Fulgor verdoso de vahos embriagantes

Trepados para meditación profunda de volcanes apagados

Tampoco cuando escuchamos en fragor oscuro

El crepitar de aguas descolgadas desde las alturas

Río agitado, intrépido, desafiando madurez osificada y rocosa

 

Al bajar montañas

Bebimos agua fría de manos tenues

De la serpiente alada

Diluida en pronunciación incomprensible

Narrando el mito del eterno comienzo

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/cruzando-la-cordillera1/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s