Primer amor

Primer amor

 

Sebastiano Monada

Primer amor.pdf

 

 

 

 

 

Todos los tiempos en el ahora

Mezclados como matorral, floresta tejida

Abigarramiento portentoso de resonancias

Como eco de tambores tensados

 

Recuerdo tus ojos celestes, incandescentes órbitas

Iluminando socavones insondables de mi cuerpo

Prendidas de semblante mancebo

Cabellos claros envueltos en una cola

Dejando frente descubierta, lucidez rozagante

Como apacible paisaje visto desde la montaña

Finos cartílagos, semblante venerable

Como claro de luna en piano

Cautivador cuadro, candor y mocedad escolar

 

Me mostraste tu mano para leer tu hado

En surcos trazados desde tus ancestros

No supe decirte, tus caminos se encontraban conmigo

En el descubrimiento continental de nuestros cuerpos

Preferí callar

Tímido adolescente ante posibilidad de incandescencia

Crepitante de tu ensayo inicial y el mío

 

Viniste una mañana con mandil blanco de paloma

Cuando retorné a la tierra, oikos maternal, cobijo nuestro

Tampoco pude responderte jamás

Creyendo en importancia de compromisos legendarios

Errando en la apreciación insostenible

No hay nada más importante sino componenda voluptuosa

De tu piel y la mía develando el secreto

Del caos y del cosmos entrelazados

En abrazos cómplices en compulsiva

Y plañidera retribución inmensa

 

El goce de la entrega y de la desaparición en el otro

Renuncia de uno mismo en diseminación vaporosa

Reivindicación de alteridad transgresora

Asombrosa donación pasional complementada

Pedestal franco de otras entregas venideras

 

Raíces de pareja, causas colecticas

Pertenecemos a memorias de poblados amores

Por exploraciones sigilosas y aventureras

Amor a vulnerable condición humana

Amor a la tierra vista al nacer por tiernos ojos

Iniciando su vuelo de pichón temeroso

Y piel desnuda sin huellas ni inscripciones

Territorio denso en climas embriagantes

Como senos absolutos sabiendo a miel del paraíso

Amamantando nuestra hambre cosmopolita

 

Te amo en mis recuerdos reanudados

Persiguiéndote perseverante en mi memoria devota

Recuerdos cíclicos curvados de nostalgias

Dibujando tus ojos inmaculados

Como cielo limpio y despejado

Rostro inocente y hechicero

Magia de expresión simétrica

Comunicando por gramática facial inefable

Manos suaves surcadas por trayectos hilvanados

Recorridos genealógicos habituales

Señalando un encuentro no acontecido

 

Te amo en esa noche entregándome en tus manos

El tesoro guardado por ceremonias familiares

Te amo en tu guardapolvo blanco

Como luz de luna divagando en agua arqueada

Blandiendo como bandera tu virtud preservada

Una mañana de mis retornos cíclicos

 

Ahora vuelvo en recuperación del tiempo perdido

A encontrarme contigo descifrando la geografía

De distancias trazadas por rutas caprichosas

Itinerario paradisiaco de tus manos delicadas

Concediéndote mi cuerpo curtido por los años

Donde tus destrezas puedan posarse

Como mariposas primaverales en troncos de arboles

Yaciendo candorosamente en mi piel soñadora

Dibujando cartografía voluptuosa del desvanecimiento

 

No sé dónde estás ni cómo

Quiero sepas no te he olvidado nunca

No he renunciado a ti siempre

Amaré tus años inscritos en tu sereno cuerpo

Tu edad madurada en experiencias aposentadas

La huella de tus arrugas maravillosas y sabias

Algunas canas visibles como rayos de sol

Atravesando nubes de mármol

Encontrando en el tiempo acumulado

En reflexiones calcinas de huesos de marfil

La escolar de aquellos días inocentes

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/primer-amor1/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s