Muchacha de tez morena

Muchacha de tez morena

 

Sebastiano Monada

 

 

Muchacha de tez morena.pdf

 

 

 

Muchacha de tez morena

Amasada cariñosamente en aceituna

Y barnizada prolijamente en tulipán violeta

Parafraseando a Federico García Lorca

 

Cabellos nocturnos inmensos como tejido ancestral

De canciones hendidas en concavidad abismal

Materia y energía oscura sideral

Melena rizada descendiendo copiosa

Sobre tus delicados hombros relucientes

 

Corriente de remansos dibujados magistralmente

En tenor clamoroso de ríos rumoreantes

Colmada propicia floresta azabache

Sobre suave espalda manceba

Dulce pensamiento de explanada cobriza

Donde cabalgan gallardas pretensiones

Ardientes como brasas encendidas

De almacenados leños de fogata

 

Manada en tropel de yeguas celosas

Y caballos alborotados por el viaje

Veloces como geométricas ondas de luz

Vibrando como pendulares oscilaciones en cruz

 

Tus ojos juguetones alardean audacias

Brillantes como concavidad fenomenal

Abriéndose en sensual entrega crepuscular

Firmamento rememorado en brillo ocular

Como uvas dedicadas al vino tinto

 

Tus esféricos ojos oscuros

Codiciados diamantes demandados

Por mercadeo de deseos insatisfechos

Sustituidos por banales deleites comerciales

 

Tus melodiosos ojos viajeros

Ornamentos de sacrificios tribales

Rito y ceremonia de nacimientos

De incansables ciclos agrarios

Miran navegando bordes del mar

Y del cielo nocturno despejado como ámbar

Tocándose las manos como enamorados

 

Tus alborozados ojos iluminados

Se muestran osadamente sediciosos

Naves intrépidas cazadoras de vientos

Pescadoras de corrientes marinas

 

Tu cuerpo lozano como arbusto confiado

Del sabio Altiplano silencioso y reflexivo

Febril en alegórica iniciación ceremonial

Rito tenazmente repetido como vendaval

Inscripciones mágicas grabadas en piel

Dibujadas curvas ondeando delicadas

Como convincente melodía ambiental

Instintivas como enunciados de Buda

Descifrando sencillamente acertijos cósmicos

Gramática arqueada de formas

Candorosas como confianza infantil

 

Comienzas a diseñar hermoso cuerpo extasiado

Espesor sensible de deseos fugitivos

Mujer voluptuosa como desnudez en tarde asoleada

Brillando como planetas descubiertos recientemente

 

Piernas esbeltas como recias certezas sensuales

Y radiantes como acontecimientos creativos

Pronunciación primaveral en invierno

Como combinación caprichosa de pinceles

Y alquimistas colores mágicos

De perfiles y premuras jóvenes

 

Compositoras caderas en devenir insinuante

Metamorfosis erótica de complexión humana

Pectoral grácil como gacela frágil

Perdida en bosque incendiado

Por ardiente emanación de fragancias hechiceras

Desprendidas como sudor benigno de membrana

Narrativa corporal devenida de pluriverso soñado

Epidermis sensual como melodías de acordeón

Exhalando danzantes alegrías nostálgicas

En atardecer densos por cavilaciones etéreas

Y juvenil como medio día sin sombras

 

Fascinantemente inocente como pétalos de flores

Ofreciendo colores a avispas laboriosas

Pentagrama musical escrito en tu alma

Emanado de emoción calcárea de tus huesos

Metamorfosis pictórica como cuadros impresionistas

Del solitario pintor Vincent van Gogh

Resaltando ritual iniciación fecunda

 

Adoro tu rozagante rostro adolescente

Deslumbrante como sol del alba

Destacando en alborotada calle adoquinada

Presencia estética ordenando composiciones

De constante y periódica vida cotidiana

 

Tierna imagen de chiquilla inquieta

Boceto de mujer en ciernes

Esbozo femenino en papel fino

Y trazos convocativos de emociones

Rendidas ante tu gracia franca

 

Te mueves con elegante garbo natural

Surgiendo de la nada con movimientos exquisitos

Como ingeniosa sublime nota musical

Ligera como soplada hoja otoñal

Vaporosa como agua de cascadas

 

Tu risa párvula inquieta el clima

De atormentados entornos enamorados

Tus modales traviesos desmontan reglas

Y normas ateridas en instituciones acostumbradas

A repetir mecánicamente poses abatidas

Desvanecen burocráticas fronteras inventadas

Por estados enloquecidos por espontánea

Acompasada corpórea desenvoltura creativa

Ágil como movimientos acuáticos

De corrientes de peces plateados

Son tus rasgos pasos de gacela

 

Abolen enmohecidos umbrales melancólicos

Provocando repentinos raptos de pasión

Como asaltos nómadas a urbes sedentarias

Hechizando mi enjundia aguerrida

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/muchacha-de-tez-morena1/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s