Momento

Momento

 

Sebastiano Monada

 

 

Momento.pdf

 

 

 

 

El momento

Huevo de tiempo fecundado

Incubándose como serpiente alada

En diáspora dispersa y fragmentada

 

Disponibilidad plena desafiante alteridad

Profusa en repercusiones indescifrables 

Como desborde de explosión inicial

Expandiéndose como estampida o vendaval

De recios jamelgos asustados

O vientos aturdidos por arrepentimientos

Aturdidos como recién llegados a la fiesta

 

Energía desbordante

Como explosión de estrellas colisionadas

Colosales manifestaciones de energías y fuerzas

De donación y derroche inconfundibles

Cuando estamos expuestos a jugarnos

Poniendo el pellejo delante de las balas

 

El momento exige de nosotros entrega

Quiere ansiosamente todo el cuerpo liberado

Ahora entregado a normas institucionales  

Acto heroico desafiando a historia inventada

Oponiéndole otros recorridos posibilitados

Como elaborados tejidos de colores

Plasmados artesanalmente en awayos

 

Momento

Inquietud contenida como capullo de rosa

Quiere permanentes recorridos circulares

Orbitando eternamente alrededor del sol

Aprovechando fuego calentando frías manos

Y efervescente cuerpo danzante de rocanrol

 

Caminos convergentes en tangentes de intensidad

Como esplendor rozagante de mocedad

Situación pronunciada en instante sin tiempo

Como acontecimiento probable sin espejo

Donde repetirse en perfil perfecto

 

 

Coyuntura articulando huesos engranados

Dando movimientos flexibles a andanzas

De sucesos desplegados en ansias

Costurando vestimentas olvidadas

 

El instante es impetuoso

Como desborde sensual de sueño de muchacha

Iniciada en arte proliferante de seducciones

Acostada en la hamaca chaqueña de la tarde

Y de la adormilada siesta imperturbable

 

Certeza inmediata de pletórica existencia

Exuberancia de órganos activados

En desatada compulsión vital

De frenético metabolismo astral  

 

Consumaciones compulsivas conmoviendo mundos

Esferas aparecidas en fiestas alucinantes y carnavalescas

Efluvio efervescente de sensaciones inestables

Espesores de climas corporales

Como preguntas de escritores dramáticos

 

Instante

Intuición de complexión absoluta

Diseminación de toda estructura aterida

De toda pretensión anclada en mar en calma

Diseminación del caos y de la armonía

Instante preciso en descripciones detalladas

 

Oportunidad suprema

Disfrute de la vida en abundancia

Sufrimiento de la vida en desventura

Goce supremo de dolor y alegría conjugados

 

 

Instante eterno

Cuando comprendemos

Esta fugacidad extinguida

Es lo único tenido a mano

Espesor de territorios entrelazados

Antes, en desaparición incomprensible

 

Momento

Burbuja especulativa de esperanzas

Cuando pienso en ti

Como refulgente canción de pueblos

Dulce interpretación de conjunción sedentaria

 

Candorosa grafía manifestando sortilegio

Cuando me sé hechizado

Por tu enunciación anatómica

Dispuesto estoy a batirme por ti

Contra las contingencias, el azar y la necesidad

 

Instante

Cuando te conviertes en comienzo

Y telos de toda materialización inconmensurable

Como prolífica invención de formas y contenidos

De expresiones deambulantes

 

Instante

Desbordante en densidades copiosas

Ningún concepto puede atrapar incidencia sensible

Como del remanso cósmico sin ayer ni mañana

Así recitaba el poeta gaucho Juan Carlos Dávalos

Remanso claro como tarde de verano

 

No puede capturar

Con redes abstractas de telarañas surrealistas

Formadas de hilos tenues y resistentes

Cartas escondidas de presentación

En sociedades atrapadas por organización

Fijada en hábitos y costumbres

De ateridos comportamiento clientelares

Filamentos invisibles encargados

De vaciar espesores dinámicos

Cuerpos, encontrando en ellos

El núcleo imposible del ser y la nada

 

Momento para afirmarnos en congregación

Y diseminación acontecida en sociedades sosegadas

Pétreas instituciones consolidadas

Del incomprensible espacio-tiempo

 

Momento

Instante de vida creativa

En apremiante plasmación insaciable

Como cuadro pictórico inacabado

 

No hay tiempo para comprenderte

No hay recursos para detenerte

Sólo dejarte pasar atravesando

La constelación emotiva

De mi transición somática

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/momento1/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s