Analogías

Analogías

 

Sebastiano Monada

 

 

 

Analogías.pdf

 

 

 

 

 

 

Elásticos celajes del atardecer

Nostalgias dilucidadas en tus ojos

Mi inquietud sin tiempo ni espacio

Horadando las sensaciones acongojadas

Se comunican secretamente conversando

Acerca de ateridas analogías indefinidas

Convirtiendo a palpitantes cuerpos indefensos

En intérpretes de vibraciones fugitivas

 

Los celajes estirados despiden al sol

Que agoniza derrochando pasión

Dejando escapar su clamor

Con sus pañuelos ardientes

Mientras el astro se hunde

Como estruendoso barco náufrago

Al fondo insondable de la esfera

 

Tu mirada se convierte en horizonte nómada

Donde se aposentan suavemente bosques

Despojados de sus hojas arrancadas

Por tijeras intangibles del viento

Acompañadas por sueños abandonados

Mi inquietud se ha transformado en cóndor

Vigilante amauta de la cordillera

 

Analogía de formas y de sentidos

Filiaciones de sangre inscrita en la tierra

Como huellas hendidas inolvidables

Mimesis mutantes de contenidos

Alianzas territoriales tejidas

Por magia de circulantes dones

Y expresiones elocuentes en significados

Como transferencia de mitos

Ceremonialmente narrados

Sonando a despedidas crepusculares

Cuando se avecina el dialogo sincero

En asambleas intensas de constelaciones

 

El anaranjado verso de los celajes

Recitados con voz de fuego

Y melodioso tono sonoro

Se parece a tus inspirados pensamientos

Exploradores alpinistas de cumbres

Y aventureros intrépidos de selvas

Interpelando al galope de mis inquietudes

Enlazando el tejido invisible de conexiones

Entre el sueño de los celajes lánguidos

Y la lógica sensual de tus reflexiones

Vinculadas a la palpitación ardiente

Que recorre ritualmente mi cuerpo

Febril torrente de cristales disueltos

 

Quizás tus nostalgias puedan recoger

Como fresca brisa al amanecer

Juntando minuciosa suspiros de hojas

La herencia dejada por ancestros

Hace tiempo olvidados

En coloridos awayos enterrados

Como ocultos tapados

En antiguas casas solariegas

En el mustio subsuelo dormido

Como legendario gigante cansado

 

Quizás los pianistas dedos  solares

Aferrados como felinas garras

A cabras nubes  ensangrentadas

Puedan retener el naufragio de la estrella

Paralizada en el horizonte que se la traga

Como cuando se apaga la cera de la vela

 

Quizás el tropel de pulsaciones

Como oleajes constantes

Estallando como súbita estampida

De suspicaces vicuñas

Pueda al final calmar mi ansiedad

En la explanada inmensa tendida

De la puna sosegada

 

No sabemos mucho del azar

Como dados echados al andar

Del solitario caminante osado

Tampoco de la necesidad

Como regular horario solar

Pero adivinamos probabilidad

De sincero abrazo entusiasta

En eterno juego paradójico

De la celosa regularidad

Y de la alegre aleatoriedad

 

Una comunicación antigua nos cruza

Atraviesa las nubes heridas

De lamentable alargada despedida

Los océanos misteriosos de tus ojos

Mi rebelde cuerpo enamorado

 

El inmanente sentido buscado

Se encuentra secretamente escondido

En las comisuras de analogías emuladoras

Como dibujados besos de labios encarnados

Simulando formas de tus cavilaciones

Como migraciones de bandadas de aves

Y de desbordes de mis sensaciones

Como inundaciones amazónicas

 

Tendríamos que confundirnos en texturas

Tramas memorizadas de cuentos nocturnos

Cuyos finos hilos son hechos

De sangre derramada de celajes

Con argumentos expuestos en tu retórica

Y nutridos fluidos que mi piel exhala

 

Tendría consecuentemente perderme

En los fondos recónditos de tu mirada

Allí de donde ya no regreso

Viajando el destierro sin retorno

Odisea inédita interminable

 

Mientras el crepúsculo ciego

Apaga el día despeinando tu cabellera

Haciendo caer cadenciosa tu melena

Como espesa hojarasca de otoño

Ondulando como vaivén de la marea

Y enciende la noche despojándote la ropa

Cuando tu cuerpo brilla como lámpara

Con el fulgor voluptuoso de tus deseos

Desatados como enjambre de mariposas

Y flores primaverales primorosas

 

Ahora sé que estoy contigo para siempre

En despedida de celajes taciturnos

Cuando tus alados ojos viajeros

Detienen el naufragio del barco solar

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/analogias/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s