Irradiaciones del big-bang

Irradiaciones del big-bang

 

Sebastiano Monada

 

 

Irradiaciones del big-bang

 

 

 

Naciste en la explosión inaugural

Soy parte de esa explosión

No has dejado de ser el estallido inicial

No he dejado de ser lo que tú eres

Repentina aparición en la inimaginable nada

Tus cuerdas vibran componiendo sinfonías

Inventando infinitesimales partículas

Como danzantes de ballet soñado

Acompasan pasos y movimientos corporales

Aprovechando las fuerzas fundamentales

Que las primeras composiciones inventaron

 

Soy tu música y tu danza

Soy tu energía y afecto

Soy el juego lúdico

Azar seleccionando en océano

De posibilidades

Necesidad afirmando el azar

Convergencia de probabilidades

En el juego

Convertidas por acumulación

En condición integral

Algo así como determinación simultánea

 

¿Cómo descifrar tus secretos?

¿Estudiándote en tus manifestaciones?

¿Investigando tus estructuras profundas?

¿Haciendo la pesquisa de tus transformaciones

Ondulantes?

¿O, mas bien, colocándonos en el lugar donde estás,

Donde estuviste al comenzar con tu explosivo afecto?

 

Si es así como quieres que sea

No dejaremos de estudiarte

Pero, pondremos más atención

A la comunicación

Contigo

Inmanencia oculta en las entrañas de la nada

Convertida en trascendencia

Por pasión intempestiva

Trascendencia irradiante

Inventando, a su paso, de todo

 

No dejaste el origen

La aparente nada

Por eso los monjes budistas al meditar

Te intuyen en el nirvana

No dejaste de mutar y transformarte

Por eso los físicos te entienden

No dejaste de tocar tus cuerdas

Ni de danzar

Por eso los poetas te dibujan en sus poemas

Eres existencia y vida

Por eso los seres te llevan en su memoria

 

Los humanos pretendieron enseñar

Cuando debían, mas bien, aprender

Su ciencia es apenas certeza en la tangente

De la ondulante curva de la existencia

Orienta, pero no explica la complejidad

La complexión tuya

Para llegar a ella se requiere humildad

Y amor a tu misterio sencillo

Que entregaras como tesoro escondido

Cuando igualemos la intensidad de tu afecto

 

Más acá y más allá de la mirada humana

Sin despreciar la aventura de esa figura

Del anthropos  sentimental y romántico

Racional y teórico

Que habla y escribe

Que convierte la imaginación en narrativa

Y sus certezas en verdades

Humano demasiado humano

Enamorado de sí mismo

Maravilloso ser entre los seres de universos

Sin embargo, ególatra

Mirándose en el espejo del estanque

Del agua cristalina reflejando sus deseos

 

Humanidad devenida de la animalidad

Animalidad devenida del mineral

Mineral devenido de la gravitación universal

Fuerza indescifrable por la ciencia

Pues quizás se deba no a la causalidad

Sino a la ancestral voluntad

De la materia inventada

Por asociaciones de partículas infinitesimales

 

El laberinto de la humanidad

Quizás se deba también a los juegos

De azar y necesidad

Que barajas con naipes antiguos

O dados tirados en la inmensidad

Fugitiva de tu huida expansiva

Dados que caen en el cuerpo molar

De las constelaciones

 

No se trata de juzgar la historia

Ni las locuras de la humanidad

Sino de comprender sus desvaríos

En la complejidad vibrante

De tu viaje y retorno

Al mismo tiempo

Sin creer en sus pretensiones absolutas

Ni en su jerarquía supuesta

 

Se trata de hacer retornar al humano

A su hogar, al Oikos

Y al pluriverso migrante

En sus distintas escalas

Recuperar la memoria

De la potencia creadora

 

El hombre sufre porque pretende mucho

Sin entregarse al tejido artesanal

Del espacio-tiempo

Sufre por pugnar el centro imaginario

Del universo representado en sus mapas

Sufre porque cree que posee la facultad

De la verdad

Sufre porque no ama la maravillosa danza

De la potencia creadora

No escucha la música

De las cuerdas compositoras

Del multiverso   melodioso

Sufre porque ha confundido la vida

Con la apología de sí mismo

Representaciones del círculo vicioso

Del canto a sí mismo

Somos, además de este engreimiento

El devenir constante de cuerdas en partículas

De partículas en átomos

De átomos en moléculas

De moléculas en cuerpos molares

Y en plurales vidas orgánicas

 

Somos lo que eres siempre

Composición sinfónica de tu genialidad

Asociación entrañable de partículas ansiosas

Composición de fuerzas fundamentales

Juego lúdico de energía y materia

Necesidad canalizadora de las condiciones

Coordinadas como piezas de rompecabezas

Somos, a la vez, lo que creemos ser

Y lo que no sabemos que somos

¿Podremos alegrarnos de las paradojas?

¿Podremos recuperar conscientemente

Lo que creemos ser y lo que no sabemos que somos?

¿Podremos jugar con la irradiación de la explosión inicial?

¿Y conocer la complejidad integral de este juego?

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/irradiaciones-del-big-bang/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s