Revelación bogotana

Revelación bogotana

 

Sebastiano Monada

 

 

revelacion-bogotana

 

 

 

 

Te encontré de repente caminando

Suave desplazamiento de pétalos de rosas

Tierna encarnación vaporosa

Benigno sueño de notas rojas

Fragante sinfonía de amores

Y oferta de deseos trovadores

 

Caminabas lentamente distraída

Gacela emergente de los bosques

Cercanos a los bordes de la urbe

En la acera de la calle concurrida

Bulevar de domingo festivo

Bogotá bohemia e desvelada

 

Pensativa caminabas melodiosa

Silenciosa como vuelo de ave

Rememorando a Atenea morena

Miel exquisita diluida en atmósfera

Húmeda como lluvia acabada

Como si fueras condensación añorada

De entrañables recuerdos galopantes

 

Sorprendiste mi existencia acostumbrada

A regularidad de analogías juguetonas

Tocándose sensibles en bordes

De voluptuosa piel tersa

Como agua de manantial

Días repetidos en rutinas

Y noches distintas en novedades

Mostrando geometrías cristalinas

Donde la igualdad es la diferencia

 

No podías ser verdad

Revelación estética de sensualidad

Intrépido testimonio inesperado

Cuadro mágico inédito

O intuitivo poema ocultado

 

No existías en mi imaginario

Arrebatado por presencia afortunada

Maravillosa creación de fuerzas primordiales

Tonada de cuerdas trovadoras

Del enigmático multiverso sincronizado

Y de incontables memorias afectivas

No eres recuerdo sino invención momentánea

Presente eterno y refulgente

Intenso en fugacidad indefinida

 

No podías ser verdad

En espontanea belleza danzante

Aposentada movilidad en la vereda

Poblada de memorias encajonadas

Como cuando murió Jorge Eliecer Gaitán asesinado

Para siempre desatando la guerra permanente

En ciudad erigida sobre nostalgias muiscas

 

Eres aleatoria canción evocando alegrías

Extraviadas en viajes largos al olvido

Buscando ansiosa pasados perdidos

En tiempos minerales sedimentados

Como vetas ocultas del subsuelo

Navegando al porvenir prófugo

Expresas potencia de vida creadora

 

Quedé mudo, absorto y extasiado

Como niño asombrado ante lo inédito

De mis ropas despojado

Y de certezas acumuladas

Consciente comprendí mi negligencia

Y los límites de experiencia agazapada

Rizomas de arbustos persistentes

Rumor de tolas nocturnas de la cordillera

Incendiadas por el frío de la helada

 

No puedo decir que me enamoré

De ti a primera vista

Como se dice de costumbre

No fue así tu presencia percibida

Revelación explosiva del momento

Cadenciosa aparición súbita

Prodigiosa elocuencia deslumbrante

Intrepidez de cíclicos vitales

En universos de la nada

 

Ahora sé que existes

Así como existo yo

Casualidades de encuentros inesperados

También sé que no eres para nadie

Quizás ni para ti misma

Eres como auges del renacimiento

Floresta renovada en ciclos envolventes

Anunciándose en coloridos manifiestos

Como alboradas crepusculares

Pintando el día en sus avatares

Eres la espontánea fragancia derrochante

Composición de cuerdas inaugurales

Inventando constelaciones ondulantes

Soñados por dioses muertos

 

Sería pretensioso describirte

Eres anhelante poema esperado

Como convulsivos deseos nómadas

O expectantes esperas ilusionadas

De carne y huesos embrujados

Definición sublime en despedida

De atardecer ensangrentado

Incendio clausurando el día

Manera de transcurrir como brisa

Coro de tallos sin prisa

 

Me enseñaste que amar no es desear

Solo maravillarse por expresiones vitales

Memorias químicas en dilemas

No resueltos por sabios

Y por experimentar afectos sin normas

 

Ni soy tuyo ni eres mía

Frases pronunciadas en delirio

Diseminado de entrelazados cuerpos

Llevados encantados por el viento

O serpenteantes corrientes marinas

 

Lo armonioso es la intuición subversiva

Existimos en el mismo mundo tangible

En el mismo tejido espacio-temporal

De entrelazados hilos vibrantes

En innombrable cosmos divagante

Empujado por caravanas nómadas

 

Nada más

Este saber consciente de su ignorancia

Felicidad indescifrable de ideogramas desconocidos

Certeza existencial, argumento incontestable

Metáfora repentina en metamorfosis

Arjé-escritura de materia sonora

Energía condensada en alegorías

Constante devenir difuminado

 

No es amor lo que emana hacia ti

Profundo gratitud a tu existencia

Por presencia consagrada en el azar

Demostración categórica y corpórea

Ondulante y sigilosa pronunciación

Sin palabras enunciadas por la voz

Soplo exhalado desde los huesos

Gramática muda en danza seductora

Como ceremonia de iniciales besos

Ritmicos suaves e insinuantes

Poiesis inmanente de infinita potencia

Y trascendental peregrina extravagante

Genial biológica composición curvada

Por la gravitación indescifrable de tus sueños

Y la combinación estética de tus formas

Sinfonías de cuerdas inspiradas

Más acá y más allá de la mirada humana

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/revelacion-bogotana/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s