Beldad

Beldad

 

Sebastiano Monada

 

 

beldad

 

 

 

 

 

Arrobo al verte

Inspiración de huellas

Arrastradas por explosión inaugural

En fugitiva huida

Tan beldad

Tan presente

Con tus encantos

Reunidos en armoniosa

Composición melodiosa

De las cuerdas primordiales

Y los astros embrujados

 

Poesía encarnada

Metamorfosis de torbellinos

Azarosos transformados en tejidos

De espacio y tiempo

De materia y energía

Entramados alegóricos

De encuentros inesperados

Haciéndose necesarios

Única manera de hacer metáforas

Conectadas por sus analogías

Imitando acontecimientos

Con musicalidad corpórea

Tonos melodiosos de curvas

Dibujadas por confesiones de la carne

Orbitando el repertorio de tus sensaciones

Creando gravitación irrisible

En el aire

 

Ocupas el territorio embriagado

Suelo fértil de los paramos

Vírgenes

Espesor irradiado

Por tus efluvios alucinantes

Emanaciones vaporosas de tus nostalgias

Por tu mirada viajera

Aleteando en bandas de alondras

Hacia el horizonte prófugo

Donde se cuelgan los vientos

Cansados de dar vueltas

Y las corrientes marinas aturdidas

Por serpenteantes juegos

En laberintos de los océanos

 

Ojos de preguntas etéreas

Alumbrando con incandescente brillo

Devenida de bóveda celeste

Excitada por caricias ardientes

De sueños galácticos

Y solares

Del Oikos apreciándote

Como hija desamparada

Criatura de sus devenires

Invención concebida en entrañas vitales

De los entrelazados bosques

 

Tu ternura extendida

Como manto afectivo

Y devoción  atmosférica

Humedece la tierra

Fecundada por tus sueños

Y mis pasiones desencadenadas

 

No hay nada más sublime

Profecía animista de las tribus

Dulce expresión móvil

Y reflexiva

Que tu mirada añorante

Clava vibrantes rayos de agua

Repentinos como suspiros

Preguntas incontestables

 

Mirada anhelante

Clamor de madres viudas

O de huérfanas recientes

En rostro reluciente

Como aurora danzante

Tez tersa

Porcelana familiar

Amasada en amapola y jazmín

Como figura Federico García Lorca

Tu boca insinuante

A punto de pronunciar versos no escritos

Tus marcadas cejas marrones

Pequeñas serranías concordantes

Cuidando las lagunas apacibles

De tus ojos

Donde se bañan las aves

Combinando con los chorros

Ondulantes

De tus cabellos castaños

Envolviendo como cascadas suaves

Tu cabeza angelical

Resbalando hasta tus hombros

Delicados y brillantes

Cayendo rendidos en tus senos

Redondos como canciones de antaño

Rostro lozano y hermoso

Cuadro de realismo mágico

Desenlace de tu cuerpo esbelto

Escultura griega viviente

De artesanías profundas

Del genoma humano

 

Ahora se entiende

Porque te dedicaron canciones

Apasionados poemas

Y ofrendas pomposas

Como diosa amazonas

Guerrera temida

Por los hombres

Hermosura indescifrable

Por la razón fantasma

Gramática de lenguas desaparecidas

Aunque guardadas en la memoria

La química de los engramas

Grumos moleculares

Arquitectos de nuestros cuerpos

 

Solo puede interpretarte

La intuición afectiva

De otros cuerpos nómadas

Que escapan a codificaciones

De clasificaciones botánicas

De instituciones crepusculares

Y decadentes

 

Gramática corporal

Hecha en el comienzo planetario

Escritura de movimientos sensuales

Devenires concretos de energía ondulante

Y materia porosa

Haciendo de tu cuerpo imagen en movimiento

Y rítmico enunciado estético

Dando fragancia a la atmosfera

Que te envuelve

Nicho transparente de tus sueños

 

Cuando miras

Te tragas al universo entero

La luz invisible de tus ojos

Atraviesan los cuerpos a su paso

Como flechas certeras

Cazadora de emociones

Te llevas cargas de sentimientos

Como peces detenidos en sus saltos

Atrapados en las redes finas

Tejidas por sirenas

 

Tu cuerpo maravilloso narra

Como cántaro modulado

Por manos alfareras

En torno de madera

Dando ritmo a la cintura

Y a las caderas

Pintando los símbolos

Del agua, de la tierra, del aire

Y del fuego

Como si fuesen instrumentos musicales

 

Cántaro de barro cocido a fuego lento

Como cocina campesina a leña

Guardando la miel

Alimento divino

Producto de colmenas sabias

 

En el esplendor de tus piernas largas

La luna deposita sus ansias luminosas

Descansan en tu piel memorias

De los astros circundantes

Abandonando en tu abdomen

Suave como divagaciones de la nieve

Dilemas no resueltos

Por nadie

Cuando voluptuosas convocatorias

A los dioses muertos

Cantan ritos seductores

Y danzan ceremonias hechiceras

 

Tu cuello de gacela reclama caricias

A la brisa juguetona

Moviendo las hojas y los tallos

En coquetos ritmos embrujados

Tu rostro resume sentido inmanente

Del universo agitado

 

Tu armoniosa composición corporal expresa

Tramas culturales de mutantes comunidades

Sus mitos adheridos a la carne

Sus alegorías recurrentes en fiestas

Ceremoniales

Emulando el eterno retorno

A lo mismo

Sus leyendas de héroes

Y hechiceras

Sus narrativas sagradas

Sus novelas transgresoras

 

La escritura móvil

Como serpiente mutante

Convertida en dragón

Gramática hendida en la carne

De tus formas y dinámicas corporales

Es desborde mudable

De tu materia mágica

 

Un filtro institucional

Máquina cartográfica

Marcadora puntillosa del espacio

Nos distancia de hermenéutica vital

Haciendo que sus símbolos heredados

Y sus signos inscritos en la piel

Historia política escolástica

Sus tramas estatales reiterados

Sean trancas fronterizas entre nosotros

Y tu belleza salvaje

 

 

Tú también crees en mito institucional

En inflamadas imágenes difundidas

Crees en símbolos eróticos

Y en seducciones banales

Que ostentan fetiches fatales

Tus prendas convertidas en reliquias

De ausencias amorosas

Derrochando en vez catarsis angustiosas

Tu desnudo insinuado con estilo

O con torpeza pornográfica

Convertido en plenitud lograda

En el comercio inquietado

Eres belleza banal de competencias

Espectaculares

Reina de shows estridentes

Y de ranking bulliciosos

 

Te vaciaron de atributos corporales

Como se vacía la tierra de sus minerales

Convirtiendo tu cuerpo en figura brillante

Y momentánea

Provisionalidad de los espectáculos

Te quedaste sin contenidos propios

Convirtieron tu beldad vital

En belleza banal y ofertada

Convirtieron tu composición armónica

De creativa sincronía estética

En especulación esquemática

De poses

Y de marcas

 

Nos alejaron de ti

Para comprendernos

En estos viajes proliferantes

Y creativos de la vida

Te alejaron de ti

Siendo aún casi niña

Convertida en fama

Y esplendor mediático

Donde todo es montaje

Y propaganda

Dejándote sola

Y ausente

Como canario enjaulado

A pesar de sonreír forzada

Y parecer seductora

Una tristeza inmensa

Ocupa tu interioridad poblada

Por tempestades ocultas

 

Todo esto es pura apariencia

Castillos de naipes en mesa barnizada

Fantasmas temidos por los niños

O espectros temidos por Hamlet

 

Queda tu beldad a pesar de todo

De estas extracciones dolorosas

Quedan nuestros cuerpos

De todas maneras

Interpretes ancestrales

Intuitivos decodificadores del acontecimiento

Queda la vida que no se detiene

Y crea perspicaz pluralidad asombrosa

De nuevas formas rutilantes

Y entramados de ciclos vitales

 

 

 

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/beldad/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s