El cuerpo danza, canta y juega

El cuerpo danza, canta y juega

 

Sebastiano Monada

 

 

el-cuerpo-danza

 

 

 

El cuerpo danza

Tonalidad de pasos circundantes

Dibujando alegorías ancestrales

Transmitidas desde tiempos inmemoriales

La música y los ritmos del Oikos

Embriagan morfología humana

 

Se alegra complexión corpórea

Al sentirse vibrando emocionada

Pareja de baile del cosmos danzante

Compadrito sideral de los arrabales

Y dueño de pasos cautivadores

 

Acontecimientos lúdicos

Y abigarrados

Trascendiendo en el tiempo

Imaginado

Ondas sensuales

Emanando de espesores sensibles

Memoria vital

Apisonada

 

El cuerpo canta

Ritmos de vocales danzantes

Y balletistas consonantes

La boca exhala melodías

Gramáticas corporales

Caravanas de camellos flemáticos

En el desierto deshabitado

O romerías de llamas vanidosas

En puna árida

Armonías compuestas

En profundidades inspiradas

Entrañas abiertas por los brujos

Y leídas como señales

Proféticas

 

Brotan poemas escritos con sangre

Y frases amoldadas en yunque

Por martillos sonámbulos

Al calor del fuego aguijoneado

Por el fuelle de ansias

Sopladas

 

Palabras zurcidas con hilos

De cabellos enrulados

De ángeles asustados

Uniendo retazos

De órganos fragmentados

En explosión pasional

 

Aire mago

Convirtiendo a la atmósfera

En concavidad acústica

Ahondando metáforas

Vertiginosas

Imaginadas

Y sonoras

 

Mimesis exhibida

En rondas alrededor del fuego

Como conjunto de zampoñas

En tinku conjugado

Enfrentando sus contrastes

Complementándose

En dualidad recíproca

E integrada

 

Metonimias maravillosas

Remplazando lugares

Territorios húmedos

Donando vaporosos afectos

Devenidos del barro

Y los suelos

Cubiertos de humus

 

Imitando coros

De pájaros

Congregados por el vaivén

De alborotadas ramas

Ensimismadas

Poblaciones de brazos de madera

Vivientes y abrazadoras

Y contexturas majestuosas

De paisajes hospitalarios

Murmurando flujos entusiastas

Corrientes de agua dulce

Formando afluentes convergentes

Buscando la boca del mar

Para morder sus labios carnosos

Y marineros

 

Pies descalzos

Y delicados

Como palmas de las manos

Donde las líneas del destino

La salud y el amor

Recorren sus caminos

Interpretados por gitanas adivinas

Y solícitas

 

Entregando ternuras

Dibujan laberintos de ramales

Y hojas tumultuosas

Moviéndose en oleajes rítmicos

Y entrelazados

Bosques frondosos

Exhalando oxigeno

Creando el aire emancipado

Desatando ciclos climáticos

Y estaciones cambiantes

 

El cuerpo es artista exuberante

Multifacético y sorprendente

Creador de beldades espontáneas

Donación cariñosa

De genio emocionado

Y talentos portentosos

Potencia fecunda

Entregada al amor

Por la vida

Proliferante y creadora

Amando cada revelación única

De los seres singulares

 

Bailas encantadoramente

Embelesando a la atmósfera

Conquistada

Por tus gracias musicales

Y a las miradas persiguiéndote

Enamoradas

Entregándose

Amantes

Al meneo convocante

De tu cuerpo moreno

Aceitunado

Y de nocturno mango

Madurado

Convertido en sinfonía concordante

De cuerdas y tejidos primordiales

 

Danza seductora

Efectuada

Por tus piernas prodigiosas

Iluminadas por luciérnagas

Excitadas

Baile realizado

Por tus brazos flotantes

Tu tórax insinuante

Tu cuello convocante

Tu rostro sumido

En entramado sensual

Narrativa imaginada

Por tu cabeza divina

Y reflexiva

 

Hermosa bailarina anhelada

En viajes cruzando océanos

Dejando huellas

En el clamor del mar

Y deseos desatados

En barcos cargados de ausencias

Conectando continentes ignorados

Y paradisiacos

 

Danzarina inventada al son

De tambores africanos

Percusión de corazones cazadores

Emparejando palpitaciones

Con las presas

Batidas

Selvas profusas

Escondiendo madrigueras

De leopardos insomnes

Y vigilantes

 

Bayadera de playas tropicales

Donde se baila acariciando la arena

Con las plantas de los pies

Extasiados

Agitas ondulantes composiciones

De cadera orbitando

Alrededor del sol candente

Sexo mojado

Provocando

Espasmos

Desesperados

 

Artífice de contorsiones fascinantes

Como bailarina gitana de flamenco

Desplegando danza misteriosa

Como figura simbólica

De religión aristocrática

Y hermética

Secretos de compases guardados

Transmitidos desde remembranzas

De abuelas taciturnas

Provocas sismos en placas tectónicas

De la Tierra

Inestables costras de la esfera

Azulada

Conmueves trayectorias de constelaciones

Atareadas en tus bucles

Rizados

Venciendo certezas civilizadas

Y poses encomiables

 

Aprendo de ti

De tu cuerpo forjado

Por hechizos somáticos

Existes cuando bailas

Eres cuerpo cuando danzas

Haces evidente materia musical

Cuando te mueves arrobadora

Escribiendo con tus pasos

De hada

Ancestrales tramas olvidadas

 

Fruto exquisito de pasiones terrosas

Espesores minerales

Diseminados en tu carne exótica

Herencia de códigos sonoros

De comunidades entrelazadas

Coros de árboles promiscuos

Variedad verdosa y botánica

Acompasados por múltiples llamados

De la selva

Variedades inconmensurables de  pájaros

E increíbles acrobacias de simios sagaces

Apoyados por rumores acuáticos

Acariciando como brisas mimosas

 

Flor del bosque

Espesor de ciclos mezclados

Como enredaderas tercas

De los suelos, de las aguas, de los aires

Y de los páramos barrocos

Invención cromática en pétalos

De rosas

Acompasando

Ternuras  intensas de tu piel nocturna

Acoges con tus encantos

Sabidurías todavía no realizadas

Y prometidas

 

Tu voz profunda horada

El espacio y el tiempo inseparables

Conteniendo universos incomprensibles

Voz vibrante como sonido de saxo

Y ondas de violonchelo

Voz brotada en memoria calcina

De los huesos

Y de texturas conformadas

Por huellas

Hendidas en el cuerpo

Dejando las marcas de gramática primera

Y matricial

 

Ahora entiendo

El cuerpo es nicho

Ecológico

Tu belleza condensada

Es certeza integrada

En tu cuerpo ondeante

Escultura viviente

Atenea africana

Irradiando

Enredadera vibrante

Y soñadora

 

El Oikos te cobija

Hogar de los seres

Multitudinarios de la Tierra

Atravesando tus ansias carnales

Eres canción evocando nostalgias

Y alegrías

Despertadas

 

Extiendes melodiosa voz encantadora

Y hechicera

Memoria de danzas rituales

Convocando a los dioses

Desaparecidos en la nada

Cantas como diva

En el teatro abismal

Del firmamento titilante

En concavidad sin retorno

De la materia oscura

 

Cuando bailas y cantas aprendo

El Estado no captura el cuerpo

Sino lo marca y lo hiere

Obligándolo a dar parte

De sus fuerzas  vitales

 

El imperio cree dominar los cuerpos

Y la vida

Ese es su imaginario delirante

Su deseo imposible

Su engaño

Diferido

 

Las máquinas de dominio

No pueden engañarse a sí mismas

Sin falsear a los demás

A pueblos y sociedades

Desveladas

Lo hacen convenciéndolas

Del realismo de sus narrativas

Retórica institucional

Inercia repetida

Sin rubor ni vergüenza

Apoyadas por aparatos nemotécnicos

Patrocinando a recordar

Lo que se traga el presente

Como pozo sin fondo

 

Morena amasada en aceitunas

Bañada en aceite de oliva

Delgada como espiga de maíz

Esbelta como escultura

Mediterránea

Lozana como la aurora

Hermosa Atenea deslumbrante

Sabia y guerrera

 

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/el-cuerpo-danza-baila-y-canta/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s