Hablo desde el cuerpo

Hablo desde el cuerpo

Sebastiano Monada

hablo-desde-el-cuerpo

Hablo desde la cueva donde se agita la tristeza

Como se agitan las olas

Reclamando a las rocas

O vientos que sacuden a las ramas

Buscando despertarlas de su letargo vegetal

Hablo desde los socavones recorridos por nostalgias

Como memorias repentinas conmoviendo a las abuelas

Lagrimeando ante recuerdos depositados en fotografías

Desde las estalactitas quebradas

Como lágrimas cristalizadas de las estrellas

Al escuchar rumores del afuera

Hablo a los humanos

Si algo queda en ellos

De humanidad ideada

Hablo a las humanas

Sensibles cuerpos dominados

Creadoras de la vida

Y defensoras del amor

Hablo a sus corrientes vitales

Ramales de cuencas bañando

Crujidos del cosmos plegado

En el perceptivo cuerpo

Continente de sensaciones aladas

E imaginaciones vaporosas

Acompañada de razones luminosas

Venas y arterias en movimiento rumoroso

Turbulentos ríos

Deslizando narraciones copiosas de tramas

Composiciones acuosas

Profusos afluentes derivando

En caudal inmenso de sentimientos

Intérpretes de ecologías del mundo

Hablo a potencia inhibida

En depósitos de la carne

Almacenes  prohibidos

Secretos sellados

Nombrados misterios

Creatividad temida por las instituciones

Las máquinas burocráticas decidieron rutas

Canalizando fuerzas

Como rebaños de ovejas

Hacia la disciplina moduladora

Inscribiendo hábitos en la carne

A través de ritmos constantes

De movimientos diseñados

Pedagogía escolar

Ortopedia espiritual

Y hacia la normalidad masificada

Como imitación exigua

Estandarizada por el promedio de los prejuicios

Repetidamente plantados

La creatividad y la inventiva son encerradas

En oscuros socavones de silencio

No pueden circular alegres por las calles

Su magia cambia lo que toca

Transforma las reglas

Juega al devenir constante

El leviatán no puede permitir semejante ductilidad

Plasticidad de las formas, contenidos y expresiones

Como magma fundente de la materia palpada

Ocasionando dilución

Del orden del mundo

Del orden del discurso

Del orden institucional

Aunque deje pasar irrupciones del chantaje

Forcejeo disimulado en los pasillos

Del palacio de los espejos

Y los ministerios sin espejos

De ventanas cerradas

Puertas selladas

Y armarios atosigados

De papeles insolados

Campamentos de hongos y oxidaciones de la corrosión

Diseminación aterida en la arquitectura colonial

De la inmutable inercia estatal

Terco dilatado otoño patriarcal

Circense malabarismo de la corrupción

Prestidigitación del lado oculto del poder

El Leviatán prohíbe y condena

Como juez supremo de la dominación

Que todo este sostenido por el avatar estético

Por el romance pasional

Entre el azar y la necesidad

¿Nos dejaremos arrastrar por las máquinas de muerte?

¿Dejaremos que fatalidad inscrita por mecánica nihilista

Nos arroje al abismo?

¿Seguiremos tolerando a hombrecitos creyéndose elegidos

Para gobernar

Y decidir por los pueblos?

Hombrecitos megalómanos

Enamorados de sí mismos

Jinetes del Apocalipsis

¿Dejaremos arrasar nuestros bosques?

Como se rasura cada quien cada mañana

Con navajas de acero afilado

Contaminar nuestras cuencas

Como si fuesen cloacas de empresas mineras

Aparapitas cargadoras de cadáveres

Dejaremos depredar territorios

Como si fueran desechables

Envenenar las aguas

Descargando en ellas nuestras pestilentes

Culpas

Asesinar por hambre a millones de personas

Así como se condena a la sequía al desviar cursos de ríos

O se sentencia a la inundación al construir represas

Asesinar por metralla a otros millones de personas

Así como se fumiga los cultivos industriales

Aniquilando a poblaciones de insectos

Si no es por armas de destrucción masiva

Listas para lanzarse

Ojivas implacables

Dragones del Apocalipsis

Sin importar las consecuencias

Encontrando cualquier causa como excusa

Todo en aras del progreso y el desarrollo

Concretamente por el atesoramiento estadístico

De fantasmagórica riqueza abstracta

Contabilizada por la administración celosa

De funcionarios de elemental aritmética

Sumando datos mediados e inconscientes

Para un insignificante número de familias ocultas

En paraísos artificiales

Acompañados por necios políticos

Únicos creyentes de sus insostenibles discursos

Mediocres generales funcionarios de la guerra

Expertos en técnicas de aniquilamiento

En estrategias envolventes de tenazas

Donde se enrollan en sus propias estratagemas

Quienes no encuentran otra solución para los problemas

Que la violencia del más fuerte

Y la muerte del enemigo inconcreto

¿Dejaremos que el porvenir se decida en manos de estos eunucos?

Que entregaron sus órganos al emperador del poder simbólico

¿Dejaremos como herencia a nuestros descendientes

La destrucción del plantea y el mundo del Apocalipsis?

No es mejor resolver los problemas que nuestras generaciones

Desataron abriendo la caja de pandora

Entregándoles a nuestros hijos

Y a los hijos que vienen

En el porvenir incierto

De la humanidad utópica

Un mundo de puentes y aperturas

De vasos comunicantes

De enredaderas trepadoras

Y de raíces dibujantes de rizomas

Sin estos problemas acumulados

De los que somos responsables

¿Queda en nosotros algo de la humanidad proyectada?

En los renacimientos intermitentes

En las rebeliones humanistas

En la subversión del arte

En el desborde estético

En la intrépida mirada de la física

En las topologías matemáticas

Aunque Gilles Lipovetsky no lo crea

¿Queda en nosotros algo de voluntad de potencia?

Creadora de valores nuevos

Elocuencia maravillosa de proliferantes vidas

¿O cruzaremos los brazos

Cerrando los ojos?

Como si así desapareciera la fatalidad

Por arte de magia

Desconociendo el peligro que amenaza

Como espada de Damocles

A la humanidad entera

Ingenua hasta la extremidad extenuada

De los confines del mundo

Donde cuelga sus ropas tristes

Peligro que amenaza al planeta completo

A los tejidos entrelazados y vibrantes

Del hospitalario Oikos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s