Crisis del capitalismo dependiente y conflicto regional

Crisis del capitalismo dependiente y conflicto regional

Raúl Prada Alcoreza

Crisis del capitalismo dependiente y conflicto regional.pdf

La rebelión potosina lleva ya años, ya hay toda una cronología en lahistoria reciente. Nos concentraremos en los conflictos desatados en los periodos del gobierno popular (2006-2015). De manera sistemática el gobierno ha descalificado las demandas del departamento de Potosí; una y otra vez, a los poco ingeniosos de sus ministros de turno, se les ha ocurrido la idea peregrina de acusarlos de estar vinculados a la conspiración de la “derecha”. Este argumento pobre, repetitivo, además de asombrosamente incoherente, ha sido la marca de un gobierno que no escucha, que no atiende, que no dialoga; que prefiere blandir la voz amenazante del Estado como látigo, disciplina de un gobierno que se pretende de losmovimientos sociales, además de ser indígena, incluso constitucional, como si hubiera respondido a lo establecido en la Constitución; construir el Estado plurinacional comunitario y autonómico. Todo esto brilla por su ausencia.

Se puede decir que Potosí y Oruro son los departamentos por excelencia mineros; vale decir que dentro de la división del mercado internacional, en lo que corresponde a la geopolítica del sistema-mundo capitalista, donde Bolivia, asume el perfil de país primario exportador, estos departamentos cumplen el papel de una especie dedivisión micro-regional en lo que respecta a las formas de la dependencia del país; son departamentos castigados por la extracción minera y sus consecuencias. Son, como decía Sergio Almaraz Paz, cementerios mineros.

Estamos ante un gobierno populista, perdido en sus extravagantes imaginarios, atiborrados por los cantos ceremoniales a los anacrónicos mitos; mito del caudillo; mito del revolucionariofantasmagórico, que solo queda en la memoria y en los recuerdos, cada vez más ajados; mitos de una revolución que nunca comenzó, por eso no puede tampoco culminar; mito de un antiimperialismodesteñido y ajado, que corresponde a mediados del siglo XX, que ahora, traído a fuerza de retórica, para lo único que sirve es para reforzar las cadenas de dependencia con el imperio, para reforzar ladominación financiera y extractivista del capitalismo hegemónico vigente. Este gobierno, enamorado de sí mismo, no escucha, no dialoga, no atiende, no tiene una mirada de realidad; entrampado enburbujas de poder, que, además de especulativas y retóricas, son también una trampa para los que habitan estas burbujas de poder; pues terminan creyendo que el mundo se reduce a la esférica ilusión de la trama apoteósica y ceremonial del poder.  El poder termina siendo como una pecera, donde unos exóticos peces y animales acuáticos se engalanan, explayándose en sus coloridos recorridos, aunque también manifestando sus demarcaciones territoriales, cuotas de poder,  desencadenando pequeñas pugnas, presentadas como grandes eventos. Estos peces de la pecera del poder ignoran que forman parte de la red de vitrinas ofertantes de cambios, desarrollo, progreso, modernizaciones, vitrinas del mercado de políticas, mercado controlado por el imperio.

El reciente conflicto regional potosino tiene que ver con esta historiadel conflicto de las regiones con el Estado central, que desconoce laautonomía de las regiones, establecidas en la Constitución, de una manera pormenorizada en el entramado de las competencias privativas, exclusivas, concurrentes y compartidas. Sin embargo, este conflicto se intensifica por la coyuntura de la crisis de los precios de las materias primas, que han tendido a bajar.  La disminución de los precios ya no cubren ni siquiera los costos de explotación; entonces se clausuran explotaciones mineras o se disminuye notoriamente su actividad; trayendo a colación la merma en las exiguas regalías que otorga la ley minera; ley que contraviene la Constitución. La situación, ya lamentable de Potosí, que ya cargó con el costo colonial, el costo del nacimiento del capitalismo dependiente en Bolivia, con el costo de un gobierno que usurpa a los movimientos sociales la representación, que usurpa la victoria de los movimientos sociales sobre el neoliberalismo, embarcándose en la restauración del Estado-nación, en la expansión intensiva del extractivismo, en la reiteración abusiva del centralismo dependiente, se complica más aún con la crisis de las meterías primas. Potosí es castigado por el capitalismo dependiente y por la crisis de las materias primas.

Del lado del gobierno, se cree que la crisis orgánica del capitalismo, en su incursión itinerante de crisis financieras diferidas, no le llega; cree que  Bolivia es una isla en un océano de crisis, protegida por las buenas medidas de equilibrio macroeconómico implementadas, según interpretaciones del Ministro de Economía y Finanzas Públicas. Entonces, para el gobierno, los reclamos, las demandas, potosinas no tienen sentido, no tienen asidero; es más, forman parte de la eterna conspiración de la “derecha”. En estas condiciones no sólo que no hay diálogo, sino que Potosí está condenado a ser lo que es,cementerio minero.

Son 26 las demandas del Comité Cívico de Potosí; estas demandas exigen la construcción de:

1.- Complejo hidroeléctrico Río Yura Potosí.

2.- Planta hidroeléctrica Supay Chaca Río Pilcomayo.

3.- Hospital de segundo nivel en la zona San Cristóbal de la ciudad de Potosí.

4.- Hospital materno infantil en la ciudad de Potosí.

5.- Hospital de segundo nivel en (Llallagua) dotación de ítems para los médicos y enfermeras.

6.- Construcción de un puente internacional en Villazón que cuente con todos los servicios de controles internacionales.

7.- Represa Ajnapa Tupiza.

También piden:

8.- Establecimiento y reversión al municipio de todas las tierras enajenadas por usucapiones fraguadas por personas de la Alcaldía y otras autoridades de Tupiza.

9.- Conclusión camino carretero Incata-San Antonio.

10.- Construcción camino carretero Uyuni – Hito 60.

11.- Mejoramiento de la carretera con doble vía Potosí – Puente Méndez.

12.- Camino carretero Potosí – Colquechaca – Capinota – Cochabamba.

13.- Fábrica de vidrio.

14.- Fábrica de cal en Cayara.

15.- Planta recicladora de basura en la ciudad de Potosí.

16.- Energía eólica en el sudoeste potosino.

17.- Impulsar la reposición de la zona franca en Uyuni.

18.- Ítems para los médicos y enfermeras.

19.- Represa de agua en Puna.

20.- Exploración de yacimientos mineros y petróleo.

21.- Fábrica de cemento en Coroma.

22.- Aeropuerto Internacional en Pampas de Lequezana, de acuerdo con la Ley 4157.

23.- Preservación del Cerro Rico de Potosí.

24.- La no renuncia a la deuda histórica a ser considerada en el tratado de las aguas del Silala, que reivindica la plena soberanía de Bolivia sobre dichos manantiales.

25.- El traslado de la oficina central de la Comibol a la ciudad de Potosí, de acuerdo con la Constitución Política del Estado.

26.- Tema educativo: ítems para trabajadoras sociales y psicólogos en todas las unidades educativas de secundaria.

Como se puede ver son demandas atendibles; ni siquiera se plantea el pleno cumplimiento de la Constitución en lo que respecta a las autonomías; ni siquiera se pide la abrogación de la ley minera inconstitucional, un dispositivo tipificado por la Constitución como traición a la patria. Son demandas circunscritas a requerimientos locales, no tienen el alcance de demandas políticas, en el sentido del cumplimiento de la Constitución. Es un movimiento típico regional o si se quiere civil, respecto a necesidades sociales; no se trata de unmovimiento regional autonomista, como correspondería.

Los conflictos regionales se han reducido a eso, a conflictos cívicos, a demandas locales; no son conflictos territoriales, ecológicos, constitucionales, no son conflictos políticos, por el no cumplimiento de la Constitución por parte de un gobierno demagógico. La política oficial se ha reducido a eso, a pugnar contra demandas locales, concretas, atendibles. La mezquindad del gobierno popular ha llegado al extremo de no atender demandas locales, no dialogar con los demandantes, blandiendo la amenaza estatal, creyéndose ungido todavía de la aureola otorgada el 2005 de gobierno emergido de las luchas sociales; ahora es un gobierno sostenido por expansivas redes clientelares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: