Archivo de la categoría: Teoría y Praxis

Síntomas y significaciones del feminicidio

Síntomas y significaciones del feminicidio

Raúl Prada Alcoreza

sintomas-y-significaciones-del-feminicidio

 

 

 

La violencia no es abstracta sino específica; afecta a personas concretas, a sus cuerpos marcados. Si bien la violencia es un concepto cuya etimología viene del latín, cuyas significaciones se asocian a impetuosidad, ardor, rigor, también a ferocidad, rudeza y saña; la arqueología del concepto, que se sostiene y emerge  del substrato latino, ha desplazado su sentido a agresión. Sobre todo, conectando este significado a referentes normativos y morales. Por ejemplo, se dice que la violencia concurre entre sujetos contrastados, se manifiesta en conductas y comportamientos agresivos, acaece en contextos vulnerables; donde, de manera premeditada, asimilada  y repetida, se promueve la violencia, apremiando hacer daño a contingentes referenciales. Se emplaza a conseguir la subordinación plena, de individuos y acervos sociales. La violencia perturba demoledoramente, cuyo alcance es de magnitud desoladora, inhibiendo las facultades  creativas de la sociedad, recurriendo al terror[1]. Lo que importa no es tanto la cualidad conceptual sino la interpretación del despliegue de violencias específicas.  De las que más llama la atención es la violencia destructiva del feminicidio. Es indispensable detenerse ante semejantes hechos y sucesos, que desatan la violencia sobre el cuerpo de las mujeres. Interpretar esta violencia proliferante, escalonada y en expansión, adquiriendo intensidades espeluznantes, como síntomas de sociedades devastadas; donde sujetos desgarrados, de consciencia desdichada, descargan sus frustraciones en el cuerpo temido de las mujeres.

 

Hay que atender a las estadísticas de los feminicidios, que, como se los presenta, han remontado cantidades asombrosas e inadmisibles. La pregunta es ¿a qué se debe? Una de las respuestas comunes y difundidas es la que asocia el feminicidio con el machismo desbordado, enloquecido, que busca su realización en la dominación depravada, que se manifiesta en el homicidio de mujeres. Compartimos, en parte, esta interpretación; empero, no logra explicar las cantidades expansivas de los feminicidios. ¿Es el depravado o el psicótico la explicación de las regularidades estadísticas de los escalonados feminicidios? Se puede hacer esta atribución parcial, que quizás corresponda a una parte, que no es precisamente la proporción mayor, sino, más bien una de las menores. La proporción mayor o las proporciones mayores tienen que ver no con estas inclinaciones individualizadas, sino con circuitos y tráficos articulados a mercados clandestinos.

 

Así como hay un lado oscuro del poder[2], que se complementa con el lado luminoso del poder – un lado que tiene que ver con las formas paralelas del poder no institucionales, que se complementa con el lado que tiene que ver con las formas institucionales del poder –, también se puede decir que hay un lado oscuro del mercado, que se engrana con el lado luminoso y visible del mercado. Estamos hablando no solo del tráfico de armas, del narcotráfico, sino del tráfico de cuerpos; empero, de este tráfico llevado a extremos crueles y sanguinarios. Resulta que ya asistimos al rapto de niñas y de adolescentes, para satisfacer no solamente las ansias sexuales de millonarios, sino sus deseos más exuberantes, donde se busca la satisfacción delirante en el descuartizamiento y la muerte, después de la violación. Se ha montado toda una logística y organización para el efecto del desenvolvimiento de este mercado oculto en las sombras de los recovecos de la sociedad; aunque, de alguna manera, conocido o sospechado por la misma policía.

 

 

Como dijimos, el lado oscuro del poder no solamente ya atraviesa el lado luminoso del poder. Las redes de las formas de poder no institucionales, clandestinas, no solamente atraviesan a las mallas institucionales, sino que el lado oscuro controla al lado luminoso; se lo ha tragado. Las formas paralelas del poder, no institucionales, controlan a las formas institucionales del poder. De la misma manera, algo parecido ocurre en la relación imbricada entre el lado oscuro del mercado y el lado luminoso del mercado.  No podemos decir, como en el caso del poder, de las relaciones imbricadas entre las formas de poder, que el lado oscuro del mercado controla el lado luminoso del mercado, aunque podemos conjeturar que lo atraviesa.

 

La cifra escalofriante de feminicidios en el norte de México es ya un indicador de la extensión desbordante de la conformación del lado oscuro del mercado, de sus niveles de expansión; además de su involucramiento con su clientela, los carteles. Dirigidos, como se sabe, por capos adinerados. La serpenteante e itinerante revelación de cuantiosos raptos de niñas y adolescentes en los otros países, es también indicador del tamaño de la conformación y funcionamiento de este lado oscuro del mercado, además internacionalizado. Aunque no necesariamente se tiene que identificar a la clientela con los carteles, sino con millonarios insatisfechos. A los que no les colma su riqueza, ni acceder a prostitutas caras, sino que ansían precisamente vírgenes; además tan expuestas y vulnerables, de tal manera que se las pueda asesinar sádicamente. Lo que pasó en Argentina parece tener que ver con estos estilos escabrosos del lado oscuro del mercado y una clientela “honorable”. Esta interpretación o conjetura parece corroborarse cuando se tiene la información de que la familia de la víctima es amenazada, posiblemente por estos “empresarios” del negocio macabro, si sigue insistiendo con la investigación del caso.

 

De acuerdo a estas interpretaciones del conglomerado imbricado, entre las formas de poder mencionadas y las formas de mercado señaladas, se puede sugerir una tercera interpretación. Esta interpretación conjetura la conexión entre lo que ocurre con el poder y lo que ocurre con el mercado. De alguna manera ya insinuamos que las organizaciones del lado oscuro del poder pueden ser tanto la clientela como los ofertantes del lado oscuro del mercado. Sin embargo, parece que la conexión entre ambos planos y espesores de intensidad, del poder y del mercado, han alcanzado la articulación perversa; donde el lado oscuro del poder obliga al lado luminoso del poder a encubrir estos hechos escabrosos y criminales. Por lo tanto, se ha llegado a variados grados de complicidad precisamente de las instituciones encargadas de cuidar a la ciudad y a sus ciudadanos.

 

Ante este panorama, resulta inadecuado reducir estos fenómenos destructivos de la humanidad a la culpabilidad de las aberraciones sexuales, del machismo despechado y de la violencia masculina. Estas identificaciones, dadas por los discursos denunciantes, no abarcan el mapa de todos los dispositivos que están en este juego atroz. Es menester identificar estas estructuras y organizaciones, que componen el lado oscuro del poder y el lado oscuro del mercado.  Es necesario interpelar y denunciar a las economías políticas del chantaje, en las cuales se encuentran estas economías ilícitas, clandestinas e inhumanas. El enfrentamiento no es tan solo con la psicosis o las inclinaciones perversas individualizadas, esto es parte del problema, una parte menor del problema; el problema mayor se encuentra en el funcionamiento instrumentalizado, organizado y estructurado de estas formas perversas del poder y del mercado, que ya se han extendido, no solamente controlando al Estado o parte del Estado, sino amenazando y aterrorizando a la sociedad; inhibiendo o controlando la labor de las instituciones del orden y encargadas de velar por el cuidado de la ciudad y de los ciudadanos.

 

Se ha llegado a situaciones tan peligrosas para la sociedad y el porvenir de la humanidad, que la denuncia y la movilización, las marchas que exigen investigación, son insuficientes para detener este decurso al apocalipsis. Nadie dice que no hay que denunciar, ni movilizarse, ni marchar, ni exigir al Estado el cumplimiento de sus deberes; claro que hay que seguir haciéndolo. Pero, lastimosamente, no es suficiente. Lo que se enfrenta es una amenaza mucho mayor que el supuesto perfil de psicosis o de perversión individualizada; lo que se enfrenta son estructuras de poder y de economía paralelas, incrustadas en el Estado y la sociedad civil. Lo que se enfrenta ya es el desborde del poder, más allá de la gubernamentalidad, más allá de la preservación y reproducción del poder. Lo que se enfrenta es un poder excesivo y descomunal, un poder desbocado, que no se conforma solamente con disciplinar a los cuerpos de las poblaciones, con controlarlos, con engatusarlos con goces banales de la cultura-mundo de la trivialidad, sino que busca su realización catastrófica en la destrucción misma de las cohesiones sociales y de su sentido inmanente, la humanidad.

 

Lo que sorprende no es ya solo la indiferencia o, para decirlo más suavemente, la indocilidad burocrática del Estado, frente a estos hechos espantosos, sino la misma pusilanimidad de la sociedad. Después del rapto, violación y asesinato de una joven, la sociedad misma no podría ir, como de costumbre, al día siguiente a hacer sus rutinas. La dignidad humana exige suspender la vida cotidiana, y detener estos desplazamientos macabros del lado oscuro del poder y del mercado.  Si no lo hace, si después de enterarse de lo que ocurre, de leer las cifras de la extensión de los feminicidios, después de las denuncias y las interpelaciones, las marchas y movilizaciones, vuelve, al día siguiente, a efectuar sus mismas rutinas, esto es muestra de inconsecuencia, en el caso del activismo, y de pusilanimidad, en el caso de la sociedad; por lo tanto, de cierta complicidad, al fin, con lo que ocurre.

 

Lamentablemente, es esto lo que está sucediendo; la responsabilidad de la denuncia, de la interpelación, está en manos de colectivos y grupos activistas; mientras el grueso de la sociedad contempla.  Aunque lo haga indignada por lo que ocurre, el hecho que siga en la rutina, quiere decir que está la sociedad adormecida. Su contemplación indignada es también complicidad. Si las sociedades y los pueblos han llegado a esto, a este grado de pusilanimidad y adormecimiento, son pueblos y sociedades que ya no valen la pena. Han perdido lo primordial; no hablamos de la capacidad de indignarse, sino de la capacidad de detener, de parar, esta destrucción de la dignidad humana, de la vida de las mujeres, del porvenir de las adolescentes. Ni una más, ni una menos, quiere decir no solamente basta, sino el acto inmediato, la movilización de toda la sociedad para desmantelar estas máquinas del chantaje, de la coerción, de la tortura y de la muerte.

 

 

 

 

[1] Referencias: [1] El término en español es un cultismo; se corresponde con el sustantivo latino violencia, que deriva del adjetivo violens, -entis, que significaba «impetuoso», «furioso». En última instancia, el origen latino de la palabra es el sustantivo vis («fuerza», «poder», «potencia»); Cf. myetymology.com, «Etymology of the Latin word violentia». [2] Freud, El inconsciente. [3] Cf. Amalio Blanco, «Los cimientos de la violencia», Mente y cerebro, 49, 2001, pp. 9-15. [4] Galtung, Johan (1995) Investigaciones teóricas. Sociedad y cultura contemporáneas. Madrid: Tecnos. Bibliografía: _ J. Galtung (1998). Tras la violencia 3R: reconstrucción reconciliación, resolución, afrontando los efectos visibles e invisibles de la guerra y la violencia. Bilbao: bakeaz, gernika gogoratuz. Pág. 15. _ Palermo G.(2005), La violenza intrafamiliare tra diritto e mediazione, La città del sole, Napoli. _ William Golding (1954), El señor de las moscas. Vergara, Carmen, (tr.) Edhasa ISBN: 84-350-0951-3. _ Desmond Morris (1967), El mono desnudo (The Naked Ape, en el original en inglés) Ferrer Aleu, J., (tr.) Nuevas Ediciones de Bolsillo. _ Ashley Montagu (1990), La naturaleza de la agresividad humana. Escohotado, Antonio, (tr.) Valencia: Alianza Editorial, S.A. _ José Sanmartín Esplugues (2000), La violencia y sus claves. Barcelona: Ariel. Sexta Edición actualizada Ariel- QUINTAESENCIA, 2013. _ José Sanmartín Esplugues (2004), El laberinto de la violencia, Barcelona: Ariel. Mundos violentos. _ Desmond Morris, sinopsis de su libro El mono desnudo _ Robert Ardrey, Extractos del Génesis de África. Ver Enciclopedia Libre, Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Violencia.

 

[2] Ver El lado oscuro del poder.

 http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/el-lado-oscuro-del-poder/.

 

 

Estinad@s amig@s de twiter:

Estinad@s amig@s de twiter:

2eeda51929365dfa8b17171eb6575181

Estinad@s amig@s de twiter:

Facebook me bloque mi cuenta https://www.facebook.com/raul.pradaalcoreza. No hay motivo para ello. Sintomáticamente me bloquearon tres veces, con el mensaje de que no se permite enviar desnudos. Cosa que obviamente no hago. Comparto ensayos, pinturas, poesías y música. Esto ocurrió cuando comencé a difundir análisis sobre Colombia. La tercera vez, a pesar de haber dicho que me suspendían por siete días, antes fue por un día, después tres días, no me devuelven hasta ahora mi cuenta, que llegaba a 5000 amistades. A veces parece que recupero, después, casi inmediatamente, de empezar a llenar otra vez las amistades, me vuelven a cortar. Este es el último mensaje que les mande a los administradores de Facebook:

¿Qué pasa? Me devuelven un rato mi cuenta, después, casi inmediatamente me vuelven a bloquear. ¿A qué están jugando? El servicio que dan no es gratis; ustedes usan el espectro electromagnético del planeta, que es bien común de todos los pueblos del mundo. No pagan nada por ello y encima cobran, además de hacer lo que les da la gana. Bloquear cuando censuran, cometiendo delitos contra los derechos de los ciudadanos y los usuario.

No sé qué va a pasar. Lamento que dependamos de estos cachafaces de dudosa filiación y lamento que los del software libre no hayan construido instrumentos y redes que podamos usar libremente, sin depender de estos cachafaces. En este sentido, teniendo en cuenta este panorama incierto, les pido lo siguiente:

Los que deseen y quieran voluntariamente hacerlo, ¿pueden difundir algunos archivos, los que gusten, en los muros de su Facebook, si es que lo tienen, y otras telarañas? 

Te preocupa el porvenir

Te preocupa el porvenir

 

Sebastiano Monada

 

 

Te preocupa el porvenir.pdf

 

 

 

 

 

 

Te preocupa el porvenir

Presientes que se juega ahora

No como juego de dados

O cartas

Sino como composición del caldo

Preparado

En la olla de barro

Combinación de mezcla

Sometida al calor candente

 

Tu corazón palpita

Reclamando claridad al cosmos

Ese tu sentimiento

Inquieto

Es arte de tus órganos

Y de tu carne

 

Amas a los tuyos

Desplegados en territorios

Imaginados

En toda la extensión del país

No quieres que haya más muertos

Ni heridos

Ni lastimadas

No quieres saber de sufrimientos

Quieres que tu pueblo encuentre la paz

 

Esta predisposición corporal

Este anhelo inmenso

Casi súplica

Es la más bella constancia

De que la vida es afecto

 

Solo el hecho de este sentimiento

Debería conmover a todos

Quienes deberían entregar

Las armas

Los unos y los otros

Los del país y del mundo

 

Si no lo hacen

Es porque han perdido

El corazón

Entonces la capacidad de vivir

Han muerto en vida

 

Eres melodía sensible

Que debería ser escuchada

Plenamente

Con toda el alma

Eso es el sentido del mundo

La explicación de nuestros pasos

En el multiverso nómada

Y mágico

 

Sin embargo

Los humanos no sienten nada

Siguen en sus pugnas miserables

En sus pretensiones de verdad

En las carnavalescas formas de poder

Sin entender nada

Menos comprendido

Tus preocupaciones maravillosas

Por lo que amas

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/te-preocupa-el-porvenir/

¿Dónde estás Bogotá?

¿Dónde estás Bogotá?

 

Sebastiano Mónada

 

 

Dónde estás Bogotá.pdf

 

 

 

 

¿Dónde estás Bogotá?

En tus noches pobladas por buscadores de la nada

En tus bulevares donde tocan las bandas de jóvenes

En el canto apasionado de la composición femenina

Cuando viaja en la urbe hacia el todo

Sus sentimientos las llevan tan lejos

Que no podemos alcanzarlas

En las cuevas de tus noches

Refugio de los que te buscan

Sin encontrarte

En la luz del día esparciéndose

Como pensamiento angustiado

En los cálidos amigos

Cobijando esperanzas

Expresando en sus rasgos

Escrituras muiscas o de Boyacá

En las comidas donde el gusto de la cocina

Se hace presente

Como estética culinaria

 

¿Dónde estás Bogotá?

En la votación popular definiendo resultados

Con simpatía o enojo

Con esperanza o frustrada

¿Dónde estabas cuando mataron a Gaitán?

Estuviste presente, multitudinaria

Ardiente como incendio

Mellaron tu dignidad y te defendiste

Felina de la Amazonas y de los llanos

De los páramos y la cordillera

¿Dónde estás ahora que te necesitan los lagos?

Los nevados llorones

Los bosques talados

Los cuerpos martirizados

De los hijos de la tierra

De las hijas del cielo

Dónde estás ahora, la paz te reclama

 

Bogotá no volverán a matar a más Gaitánes

En las aceras tristes

No serás testigo de más violencia desatada

No te volverán a mancillar

Tú eres el resumen de la constelación de afectos

Que recorren el país de la guerra permanente

Tú cobijas las memorias de tantos

Y de tan pocos tenidos en cuenta

Bogotá perdida en cien años de soledad

No nos dejes solos y solas

Acompáñanos con las víctimas

En esta marcha a la esperanza

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/%c2%bfdonde-estas-bogota/

Soy la metáfora de tus ojos

Soy la metáfora de tus ojos

 

Sebastiano Monada

 

 

 

 

 

Me pierdo en tu mirada

Naufragó en océano ondulante

Celeste como el cielo

Azul como el mar inmenso

No tiene edad tu expresión

No tiene tiempo el fulgor

De tus ojos

No tiene prohibición

Tu tierna adolescencia

Ni la voluptuosidad deseada

De tus labios carnosos

 

Amo toda tu cadencia

Muchacha de cabellera revoloteada

Por pasiones caprichosas

Castañas cascadas cayendo

Sobre tu seno derecho

 

¿Eres la respuesta a todas las preguntas?

Quizás sí

Pues no eres teoría

Sino realidad indiscutible

Ante mí

Con toda la beldad

Que ni los dioses

Pudieron crear

 

Eres tu propia creación

Tus sentimientos dulces

E inocentes te inventaron

La fragancia tierna de tus búsquedas

En cualquier parte

Sin método

Solo llevada por tu pasión

Como arrastrada por corrientes desconocidas

 

No puedo resistir tu presencia joven

Acontecimiento de entregas aventuradas

Me venciste de entrada

Me entrego a tu mirada

Y tu rostro relumbrante

Que también mira

Con las exaltaciones de la piel

Hechizada

 

Quiero perderme en tu cuerpo de miel

No me importa hundirme en tu lozanía

En el mar de tus suspiros

Solo me importa entregarme

A tus deseos insondables

A tus caprichos curiosos

 

No  me importa el ayer ni el futuro

Tampoco el presente

Solo me importa la eternidad del instante

Que lleva tu nombre

 

Estoy enamorado de ti

De tu mirada mítica

De tus pupilas oscuras

Que me tragan irremediablemente

De tu rostro bello como desafío

A todas las creencias humanas

Desnudo como la tez virgen

Añorada por déspotas

Que no encontraron tu pureza

 

En el desierto te encontré

Como oasis o espejismo

Ahí me quedé

Refugiado en la fragancia embriagante

De tu cuerpo angelical

Transgredido por mí devenir

Impulsivo y endemoniado

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/soy-la-metafora-de-tus-ojos/

Revelación bogotana

Revelación bogotana

 

Sebastiano Monada

 

 

revelacion-bogotana

 

 

 

 

Te encontré de repente caminando

Suave desplazamiento de pétalos de rosas

Tierna encarnación vaporosa

Benigno sueño de notas rojas

Fragante sinfonía de amores

Y oferta de deseos trovadores

 

Caminabas lentamente distraída

Gacela emergente de los bosques

Cercanos a los bordes de la urbe

En la acera de la calle concurrida

Bulevar de domingo festivo

Bogotá bohemia e desvelada

 

Pensativa caminabas melodiosa

Silenciosa como vuelo de ave

Rememorando a Atenea morena

Miel exquisita diluida en atmósfera

Húmeda como lluvia acabada

Como si fueras condensación añorada

De entrañables recuerdos galopantes

 

Sorprendiste mi existencia acostumbrada

A regularidad de analogías juguetonas

Tocándose sensibles en bordes

De voluptuosa piel tersa

Como agua de manantial

Días repetidos en rutinas

Y noches distintas en novedades

Mostrando geometrías cristalinas

Donde la igualdad es la diferencia

 

No podías ser verdad

Revelación estética de sensualidad

Intrépido testimonio inesperado

Cuadro mágico inédito

O intuitivo poema ocultado

 

No existías en mi imaginario

Arrebatado por presencia afortunada

Maravillosa creación de fuerzas primordiales

Tonada de cuerdas trovadoras

Del enigmático multiverso sincronizado

Y de incontables memorias afectivas

No eres recuerdo sino invención momentánea

Presente eterno y refulgente

Intenso en fugacidad indefinida

 

No podías ser verdad

En espontanea belleza danzante

Aposentada movilidad en la vereda

Poblada de memorias encajonadas

Como cuando murió Jorge Eliecer Gaitán asesinado

Para siempre desatando la guerra permanente

En ciudad erigida sobre nostalgias muiscas

 

Eres aleatoria canción evocando alegrías

Extraviadas en viajes largos al olvido

Buscando ansiosa pasados perdidos

En tiempos minerales sedimentados

Como vetas ocultas del subsuelo

Navegando al porvenir prófugo

Expresas potencia de vida creadora

 

Quedé mudo, absorto y extasiado

Como niño asombrado ante lo inédito

De mis ropas despojado

Y de certezas acumuladas

Consciente comprendí mi negligencia

Y los límites de experiencia agazapada

Rizomas de arbustos persistentes

Rumor de tolas nocturnas de la cordillera

Incendiadas por el frío de la helada

 

No puedo decir que me enamoré

De ti a primera vista

Como se dice de costumbre

No fue así tu presencia percibida

Revelación explosiva del momento

Cadenciosa aparición súbita

Prodigiosa elocuencia deslumbrante

Intrepidez de cíclicos vitales

En universos de la nada

 

Ahora sé que existes

Así como existo yo

Casualidades de encuentros inesperados

También sé que no eres para nadie

Quizás ni para ti misma

Eres como auges del renacimiento

Floresta renovada en ciclos envolventes

Anunciándose en coloridos manifiestos

Como alboradas crepusculares

Pintando el día en sus avatares

Eres la espontánea fragancia derrochante

Composición de cuerdas inaugurales

Inventando constelaciones ondulantes

Soñados por dioses muertos

 

Sería pretensioso describirte

Eres anhelante poema esperado

Como convulsivos deseos nómadas

O expectantes esperas ilusionadas

De carne y huesos embrujados

Definición sublime en despedida

De atardecer ensangrentado

Incendio clausurando el día

Manera de transcurrir como brisa

Coro de tallos sin prisa

 

Me enseñaste que amar no es desear

Solo maravillarse por expresiones vitales

Memorias químicas en dilemas

No resueltos por sabios

Y por experimentar afectos sin normas

 

Ni soy tuyo ni eres mía

Frases pronunciadas en delirio

Diseminado de entrelazados cuerpos

Llevados encantados por el viento

O serpenteantes corrientes marinas

 

Lo armonioso es la intuición subversiva

Existimos en el mismo mundo tangible

En el mismo tejido espacio-temporal

De entrelazados hilos vibrantes

En innombrable cosmos divagante

Empujado por caravanas nómadas

 

Nada más

Este saber consciente de su ignorancia

Felicidad indescifrable de ideogramas desconocidos

Certeza existencial, argumento incontestable

Metáfora repentina en metamorfosis

Arjé-escritura de materia sonora

Energía condensada en alegorías

Constante devenir difuminado

 

No es amor lo que emana hacia ti

Profundo gratitud a tu existencia

Por presencia consagrada en el azar

Demostración categórica y corpórea

Ondulante y sigilosa pronunciación

Sin palabras enunciadas por la voz

Soplo exhalado desde los huesos

Gramática muda en danza seductora

Como ceremonia de iniciales besos

Ritmicos suaves e insinuantes

Poiesis inmanente de infinita potencia

Y trascendental peregrina extravagante

Genial biológica composición curvada

Por la gravitación indescifrable de tus sueños

Y la combinación estética de tus formas

Sinfonías de cuerdas inspiradas

Más acá y más allá de la mirada humana

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/revelacion-bogotana/